EL JORGE MENDES AUSTRALIANO ENREDA A KEWELL

Ayer Australia entera quedó paralizada por una entrevista. Hablaba Bernie Mandic, representante de Harry Kewell, sobre el futuro del jugador. Por primera vez desde que en 2006 empecé a seguir el fútbol, y por inercia el periodismo deportivo australiano, noté el nudo de nervios en muchas firmas que de verdad deseaban la vuelta de HK (así lo abrevian ellos) a la A-League. Desde Francis Awartefe, ahora parte del staff del Melbourne Victory para la próxima temporada (algo así como el Marcos López de las Antípodas, pero sin artículos como ‘Cahill, la mentira del fútbol’ o similar) hasta Adrian Musolino, pasando por David Nathan o Kevin Airs, todos, absolutamente todos, se detuvieron a tuitear en directo sobre la decisión del agente (y el jugador) de cara a la próxima temporada.

El jugador, no es ningún secreto, se debatía entre los dos grandes de Australia: el Sydney y el propio Melbourne Victory. Este último, que a pesar de la salida de Robbie Kruse está armando un equipo temible de cara a la 11/12, parecía tenerlo más que atado, y de hecho las condiciones económicas (obviamente sería jugador franquicia, con todo lo que eso conlleva) ya estaban apalabradas. Incluso, hace unos días, el dueño de Brisbane Roar, el primer equipo que recibiría la visita del Victory de Kewell en la próxima temporada, se frotaba las manos en una entrevista fantaseando con el beneficio derivado del impacto que provocaría en la ciudad tal insigne visita.

Pero, contra todo pronóstico, cayeron los castillos de naipes. Mandic, que habló en directo para SEN Radio, se emborrachó de presencia y aseguró que, si bien no se conocía su destino, lo único seguro era que Kewell no jugaría en la A-League la temporada próxima. Un anuncio que de verdad pilló a todos por sorpresa, pues en la entrevista lo que se esperaba es que se oficializara el fichaje del jugador por el Victory, sin más. Una de esas ‘exclusivas’ de las que aquí en España se matarían por dar. El problema, como casi siempre en estos casos, el ominoso dinero. Lo cual levantó todavía mayor irritación entre algunos de los nombres destacados del periodismo australiano, ya mencionados.

El lío está entre la FFA (la Federación Australiana de Fútbol) y la dupla Mandic-Kewell. Particularmente, intuyo, por parte del agente. Para hacer más atractiva la vuelta de Kewell a su país, la FFA ofreció una especie de contrato por publicidad y promoción para los partidos que jugara fuera de casa, pero su agente se descolgó pidiendo el 30% de los ingresos por cada partido. Lo que supone no sólo una millonada a favor del jugador (que podría DOBLAR incluso lo que cobraba a la semana en el Galatasaray), sino que pondría palos a las ruedas del progreso mediático de la A-League donde, recordemos, desapareció un equipo (Queensland Fury) hace unos meses por no poder hacer frente a los 1,5 millones de dólares que cuesta renovar la licencia para jugar.

A pesar de todo, Richard Wilson, director general del Melbourne Victory, aún alberga esperanzas de que Kewell (y particularmente su agente) reconsideren la oferta, tal como recoge la página ‘Sportal.com’: “Nuestras negociaciones con Harry son muy distintas a las que pueda tener él con su agente, y su agente con la FFA. Hemos hecho una oferta muy fuerte en firme y seguimos extremadamente interesados en incorporarle”. Pues eso, suerte y al canguro. Y que el Jorge Mendes de turno no se te cruce por delante.

[ALTAS Y BAJAS en la A-League] (vía The Football Sack)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s