ADIÓS A MUSCAT, EL ÚLTIMO CARNICERO

A 3 meses de que arranque la A-League 2011/2012 (bendita pretemporada, penosa organización de la FFA, aunque también algo forzada por los acontecimientos, eso sí), si algo ha quedado claro es que este año los defensas podrán respirar algo más tranquilos, tras confirmar en mayo Kevin Muscat que dejaba el fútbol profesional a los 37 años. En su descargo, y a pesar del tono del artículo, hay que comentar que si tuvo tantos minutos, además de por su carácter, fue porque como defensor había pocos mejores que él, tácticamente hablando.

‘The Butcher’ (literalmente, ‘El Carnicero’). Así es como se conocía en el mundo del fútbol a este lateral diestro que, tras hacer carrera en Gran Bretaña, donde jugó de 1996 a 2005, incluyendo apariciones en Champions con el Glasgow Rangers, (donde por cierto, se rumorea que siempre le dejaron fuera de los Old Firm contra el Celtic por miedo a que aumentara la brecha de rivalidad con alguna de las suyas) ha dejado para el recuerdo un sinfín de anécdotas y ‘reconocimientos’ de dudoso orgullo respecto a su bien ganada fama de duro, y por qué no decirlo, sucio.

Por supuesto todos recordarán la salvaje entrada que dejó KO en enero de 2011 al jugador del Melbourne Heart, Adrian Zahara, quien en estos momentos sigue un plan específico de recuperación y en teoría debería llegar bien al comienzo de la temporada. Muscat fue sancionado con 8 partidos de suspensión, la mayor sanción de la historia de Australia, una decisión que llegaron a aplaudir en Twitter algunos jugadores de la A-League como, por supuesto, la mayoría de periodistas y analistas del país.

Lo que tal vez no recuerde la mayoría es que el historial de Kevin Muscat de entradas violentas y jugadores lesionados a su paso es bastante más amplio. El jugador, que se enfrentó a España en los JJOO de Atlanta de 1996 con el combinado sub23 de Australia, también lesionó de gravedad al francés Dugarry en un amistoso contra Francia disputado en 2001. Tras el partido, el por entonces técnico galo, Lemerre, se refirió a la jugada como “una brutalidad”. Pero tampoco las estrellas actuales se libran: en 2010, Ashley Young, reciente fichaje del Manchester United, reconoció que en 2003 Muscat amenazó con “partirle las piernas” si le superaba en un encuentro entre el Watford y el Milwall, cuando Young sólo contaba con 18 años.

Ya en la A-League (a la que se reincorporó en 2005), dejó otra imagen para el recuerdo: su encontronazo con el por entonces entrenador del Adelaide United, en un encuentro entre ambos disputado en 2006. Muscat le derribó cuando iba a recuperar un balón en la banda y encendió al estadio, que la tomó con el técnico visitante. Una reacción que recuerda vagamente a la que protagonizaron Cristiano Ronaldo y Guardiola en el famoso 5-0 de Liga de la temporada pasada.

Con todo y con eso, Muscat sólo ha sido expulsado 4 veces desde 2005, y además logró jugar nada menos que 51 encuentros con la selección absoluta australiana. Aunque Hiddink le ninguneó para el Mundial del 2006, sí participó en la fase de clasificación para la Copa Asia de 2008. Al final, una hoja de servicios casi impecable ensuciada con un carácter de mierda, que dirían los argentinos, apuntalado por un peligroso sentido de la agresividad en defensa. ¿Le echarán de menos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s