OJO AL DAFO: PERTH GLORY

Con Queensland ya extinto, al hablar de Perth Glory podemos afirmar, sin miedo ni náuseas, que lo hacemos del equipo más flojo a priori de esta temporada 11-12. Y digo a priori porque en Australia siempre se escribe sobre papel mojado. De entrada, definir como ‘el más flojo’ a un conjunto que se ha hecho con Shane Smeltz (segundo máximo goleador de la competición, solo por detrás de Archie Thompson) puede parecer atrevido: en cambio, repasando los compromisos de pretemporada (ni una sola victoria ante rivales profesionales), así como la más que discutible fiabilidad de una línea defensiva trémula, arrojan buenos presagios sobre la talla que puedan dar. Perth ha dejado escapar a Pellegrini o Fowler, de acuerdo; pero con ellos, terminaron en el penúltimo puesto la temporada pasada. Este año, a Smeltz suman también al irlandés ex del Manchester United, Liam Miller, además de otros jugadores que llegan para aportar su experiencia en la A-League como Hughes, Dodd o Berger. Pero sin embargo donde están puestas todas las miradas es en el sub17 Jesse Makarounas, sensación en el Mundial de México y uno de los valores más firmes del fútbol australiano. Y a pesar de todo eso, de todos estos argumentos, al Perth le falta lo más importante: fútbol. Son propensos al error, y aunque se ha fichado bien, no han demostrado hasta la fecha que sean capaces de aportar algo realmente distinto a la competición.

  • Debilidades > Una defensa muy débil y un centro del campo cosido con los dientes auguran muchos problemas atrás. Tampoco la delantera va a tener durante el año garantía ninguna de asociación con hombres de enlace, ya que no existe esa figura en el equipo. Habrá que sufrir.
  • Amenazas > A pesar de que la salud de la institución es de hierro, el equipo es, con diferencia, de los que menos han crecido proporcionalmente en los últimos años. Es más, parecen estancados en aquel perfil rudo y engañoso de las primeras A-League.
  • Fortalezas > Con nombre y apellidos: Shane Smeltz. Siempre, siempre, siempre, cumple su parte. Lleva el gol cosido al pie y seguro que si de él solo dependiera, no habría problemas para colar el equipo entre los tres primeros. Un tiburón embutido en una lata de anchoas.
  • Oportunidades > Pocas para playoffs, salvo que suene la campana y todos despierten a la vez. A veces el mejor argumento para triunfar es trabajar sin presión porque nadie confíe en ti.
EL presumible ONCE IDEAL
Previsión 11-12 > Si nada lo remedia, es candidato al farolillo rojo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s