CARNEY, DEL ALCORCONAZO AL MUNDIAL 2014

Con 50 minutos de retraso y ante tres periodistas (los que aguantaron la espera), fue presentado el internacional David Carney como nuevo jugador del Alcorcón. El jugador, que sólo sabe decir “hola” en español (palabra con la que rompió el hielo en la sala de prensa), se quedó corriendo motu proprio tras conocer que tampoco entraría en la lista del equipo para medirse al Sabadell este fin de semana, además de tomarse su tiempo para ducharse y prepararse de cara a su puesta de largo en el club. La espera, aunque tediosa y edulcorada por algunos comentarios que no prevén que su periplo en el club vaya a ser demasiado sonado, mereció la pena al final pues, en una rueda de prensa con 11 preguntas (más que muchas de Primera División) dejó titulares y, por supuesto, esclareció las inquietudes que le han llevado al Alcorcón.

“Todo el mundo conoce el fútbol español, es el mejor fútbol que hay en la actualidad. La gente conoce a sus jugadores, su liga, su selección. Será una bonita experiencia y espero aprender mucho de ella”, adelantó Carney con las clásicas palabras de presentación. Prosiguió: “Tuve otras ofertas, de divisiones inferiores de Inglaterra, pero quiero volver con la selección y pensé que jugar en España sería bueno para mí”. Estas palabras, que evidencian su desesperación por hacer ruido y volver al combinado aussie, fueron después reforzadas con otro argumento: “Recibí una oferta de Australia para volver, del Sydney concretamente, pero todavía quiero esperar unos años para dar ese paso. España era una muy buena opción”. Un combinado australiano en el que ha perdido el puesto ante Zullo y McKay, “dos buenos jugadores con un brillante futuro que lo están haciendo bien”, según las propias palabras de Carney.

El jugador cerró echando una vista al pasado y recordando su fallido paso por el Blackpool en la Premier la temporada pasada: “Firmé solo por un año, tuvieron que operarme del hombro y apenas pude jugar. Cuando descendimos ya sabía que no me renovarían, así que tenía que buscar algo, y salió el Alcorcón”. Un equipo del que reconoció que sólo conoce que “eliminaron al Madrid hace algunos años”. El Alcorconazo, en efecto, también llegó a Australia. Ahora a Carney, que llevará el 12 en el club del sur de Madrid, le toca demostrar que no ha venido para echarse en el sofá, y a Osieck no le quedará más remedio que pedir informes de España. Los lazos siguen estrechándose…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s