CHORREO FIRME DE BRISBANE POR NOCHEVIEJA

A las 21:27 de la noche del 31 de diciembre ha puesto Brisbane punto y final a la A-League en 2011. Y lo ha hecho con una victoria en casa, convincente y corta a tenor de las estadísticas, con la que se han sacudido la terrible presión de llevar 5 derrotas consecutivas tras un comienzo arrollador. Brisbane, además, tuvo que remontar el tanto inicial del Victory, obra de Kewell nada más comenzar el encuentro. Espoleado por los suyos en el Suncorp y por fin volviendo a recordar el equipo implacable que han sido durante todo el año, el Roar de Postecoglou terminó arrollando 3-1 con tantos de Nichols, Visconte, y el central Ivan Franjic, este último, un golazo. Con la victoria, Brisbane se mantiene 3º en la tabla con 23 puntos, uno menos que el Melbourne Heart, pero ojo, con un partido más.

Franjic dispara a puerta por new year´s eve

En los otros dos encuentros de la última jornada del año, Perth y Newcastle empataron (1-1) con tantos de Billy Mehmet y Francis Jeffers (el primero de la temporada para el ex del Arsenal). También hubo tablas, aunque sin goles, en el duelo ‘costero’ entre el líder, Central Coast, y el ahora colista, Gold Coast (0-0).

PRÓXIMA JORNADA (4 ENERO)

WELLINGTON-SYDNEY (3 am)

MELBOURNE HEART-ADELAIDE (5:15 am)

NEWCASTLE-GOLD COAST (7:30 am)

CENTRAL COAST-MELBOURNE VICTORY (9:45 am)

PERTH-BRISBANE (12 am)

EL MEJOR XI DE AUSTRALIA EN 2011

  • MATT RYAN (Central Coast) | Elegido a sus 19 años mejor jugador de la final de la pasada A-League y también mejor sub-20 de la temporada, se quedó fuera del Mundial de la categoría por una lesión de rodilla. Es el futuro para la portería australiana.
  • WILKSHIRE (Dinamo Moscú / Australia) | Incombustible en la selección y también en el Dinamo de Voronin y Kuranyi, a sus 30 años es difícil encontrarle sustituto. Marcó en la histórica victoria en Mönchengladbach ante Alemania.
  • OGNENOVSKI (Seognam / Australia) | Finalista en la Copa Asia y campeón de la Copa de Corea con el Seognam, el que fuera elegido mejor jugador del continente asiático en 2010 ya es fijo e indiscutible en la selección. Una pena sus 32 años.
  • ZULLO (Utrecht) | Aunque no ha tenido demasiados minutos en la Eredivisie, se ha hecho con el lateral izquierdo de la selección, de donde se ha caído Carney y donde se han probado sin éxito a Spiranovic y McKay. Por edad (23), puesto asegurado.
  • PAARTALU (Brisbane) | Eje del omnipotente Brisbane campeón de la A-League, un gol suyo fue elegido el mejor de todo el campeonato. Suena con fuerza para la absoluta, aunque de momento, a sus 25 años, sigue esperando la llamada de Osieck.
  • JEDINAK (Antalyaspor-Crystal Palace / Australia) | Fundamental en la fase de grupos de la Copa Asia con dos tantos en los partidos ante Corea y Bahrein, cambió Turquía por Inglaterra en verano. Su ausencia lastra, y mucho, las opciones de Australia en la creación.
  • MUSTAFA AMINI (Central Coast) | El descubrimiento de la temporada. Apareció fulgurante, en apenas dos meses probó y firmó con el Dortmund y ha debutado con la sub23. Todo, con apenas 18 años recién cumplidos. Es el próximo niño de oro de Austraia.
  • KRUSE (Melbourne Victory-Fortuna Düsseldorf) | La afición no descansó hasta verle con la absoluta. Su temporadón con el Victory le valió el paso a Alemania, donde le firmó el Düsseldorf de la 2.Bundesliga, donde de momento no es titular. Irá ganando peso.
  • McKAY (Brisbane-Rangers / Australia) | El año más completo. Se dio a conocer al mundo en la Copa Asia con varias asistencias antológicas desde la banda, ganó la A-League con Brisbane y fue traspasado al Glasgow Rangers, donde va contando poco a poco con minutos.
  • VAN DIJK (Adelaide) | Pichichi de la pasada A-League con 17 dianas, que sin embargo no fueron suficientes para llevar a Adelaide demasiado lejos en los playoffs. Esta temporada ha bajado el rendimiento pero le siguen pidiendo para la selección.
  • KENNEDY(Nagoya / Australia) | Ha resucitado con los socceroos de mano de Osieck, más aún ante la ausencia de Tim Cahill. Ha hecho 8 goles en 7 partidos con la selección en 2011, incluyendo un doblete ante Arabia Saudí en la fase de grupos rumbo al Mundial 2014.

HUMILLACIÓN DEL HEART AL SYDNEY PARA DESPEDIR AL AÑO

A-LEAGUE / JORNADA 13

Jueves 29 diciembre 2011

  • SYDNEY 0-4 MELBOURNE HEART

El último partido de 2011 para ambos se saldó con sensaciones diametralmente opuestas. La derrota en casa dejó a los de Lavicka helados y sin excusa, pues tenían disponibles a todos sus hombres y de hecho en el once inicial arrancaron algunos de los llamados a llevar el peso de este equipo (Emerton, Antonis, Kisel, Petratos, Cole…). Pero enfrente tenían a un Melbourne Heart al que le van a faltar jornadas de año para terminar por adjudicarse el nuevo ciclo que parece abrirse en la A-League, después de haberse aupado al 2º puesto de manera provisional y de haber ganado 6 de sus últimos 7 encuentros en la competición. El 0-4 final es resultado de un momento de forma, y sobre todo de ambición y psicológico, que como es habitual en esta liga, marca el devenir de los equipos y sus enfrentamientos en ciclos muy cortos de tiempo. Los tantos, obra de Eli Babalj, Dugandzic (ya su temporada más prolífica, con 6 goles), Jason Hoffman (primero de la temporada) y Alex Terra (aprovechando un terrorífico error del meta local Liam Reddy) fraguaron un sorprendente marcador que deja muy buen sabor de boca a los aficionados al fútbol en Australia, simpatizantes en su mayoría de este Heart novato (debutante el año pasado en la A-League), atrevido y desacomplejado. Que siga la racha, por favor. Hay que mantener viva esta llama.

LOS 12 MOMENTOS DE AUSTRALIA EN 2011

Tras su discutidísimo Mundial de 2010, Kewell se enfrentaba, a sus 32 años, a la que probablemente era su última oportunidad de hacer algo grande con Australia: la Copa Asia de Qatar. Y cuando nadie le esperaba, apareció: fue el máximo goleador del equipo con 3 goles, uno de ellos decisivo en la prórroga ante Iraq en cuartos. La nación le indultó.

  • ASIA SE RINDE A AUSTRALIA

Australia se quedó a las puertas del éxito más rotundo que se le podría haber conocido, tras caer en la prórroga de la final de la Copa Asia ante Japón. La goleada a Uzbekistán (0-6) en semifinales hizo que los socceroos llegaran a la cita de Doha como favoritos, y aunque los nipones ganaran con justicia, toda Asia reconoció el gran campeonato de los australianos.

  • ALEMANIA, VICTORIA HISTÓRICA

En marzo tendría lugar uno de los momentos más emotivos de la historia reciente de Australia: su primera victoria internacional ante Alemania, en un amistoso disputado en Mönchengladbach. Los de Osieck se impusieron 1-2 a los de Löw, con tantos de Carney y Wilkshire. En Alemania jugaron, entre otros, Klose, Schweinsteiger, Müller, Götze o Mario Gómez.

Amini debutó con 17 años recién cumplidos en el Central Coast y en apenas unas semanas fue llamado por el Borussia Dortmund para hacer una prueba con ellos. El australiano, de ascendencia afgano-nicaragüense, firmó por los alemanes para 2012-2013. Su desparpajo, calidad y llegada le han hecho incluso internacional sub-23. Es la estrella que viene.

Brisbane Roar se alzó en abril con su primera A-League tras completar un final de temporada escandaloso, que incluyó récord final de puntos y goles en la máxima categoría australiana. En los playoffs no tuvo rival, pero tuvo que ser en los penaltis donde batiera en la final a Central Coast. Toda Australia conoció con esta victoria el inicio de un ciclo de buen juego y mejores expectativas.

Serginho Van Dijk, delantero holandés de origen brasileño-indonesio, fue el pichichi de la temporada con 17 goles, tres de ellos anotados en la histórica goleada de Adelaide sobre Queensland (8-1), hasta la fecha la mayor de la historia de la A-League. Todo el país clamó por su internacionalidad, con la que se especuló mucho en verano. Al final, ésta no llegó.

La A-League, que iba a tener 12 equipos para la temporada 11-12, se quedó en 10 después de que el Sydney Rovers no consiguiera el dinero que necesitaba la FFA para inscribir las franquicias y, sobre todo, tras el batacazo económico y deportivo de Queensland, que completó, inundaciones mediante, una temporada para olvidar. Sus patrocinadores perdieron la fe y sin ingresos, se vio abocada a la desaparición. Tristísima noticia para el fútbol australiano.

En el año de los Mundiales en categorías inferiores, Australia dejó un sabor de boca agridulce en el sub-17 de México. En un grupo con Brasil, Dinamarca y Senegal, los australianos consiguieron pasar a octavos como mejor tercera, pero allí cayeron con contundencia ante Uzbekistán (4-0). El mundo se quedó con ganas de ver más a los Chapman, Makarounas, Tombides, Espindola…

Australia afrontaba el Mundial sub-20 de Colombia con esperanza y ambición, pues su equipo era uno de los más fuertes que se le recordaba en esta categoría desde hacía años (quizás desde 2003, con Jedinak, Valeri, Brosque o Vince Lia). Sin embargo, el ridículo fue casi pleno, ya que terminaron últimas en su grupo. La goleada (5-0) ante España en el tercer partido confirmó el peor adiós posible.

Tras un verano de rumores y cuentos chinos, finalmente Kewell y Emerton volvieron a la A-League para reforzar a Melbourne Victory y Sydney, respectivamente. Les acompañaron además otros dos jugadores con cartel en Australia, Vidosic y McKain, que recalaron en Adelaide. Aunque se desbordaron las expectativas, ninguno de los cuatro cumplió en sus primeras semanas en la competición.

Uno de los jugadores más reputados de Australia tuvo que ver cómo, primero, se perdía la Copa Asia por una lesión de rodilla que, justo antes de comenzar la A-League (una vez traspasado de Gold Coast al Newcastle Jets), se le agravaría, haciéndole perderse toda la temporada. Los Jets le dejaron sin ficha, y apenas dos días después, su padre Branko Culina, entrenador del equipo, renunciaría a su cargo.

Jason Culina 2011

Brisbane Roar siguió su poderosa trayectoria en la A-League durante el comienzo de la 11-12, tanto que superó un récord con mucha historia en Australia, el de partidos consecutivos sin perder (35), en manos de un equipo de rugby de Sydney. Brisbane dejó el hito en 36 encuentros, pero justo después de aquello perdió cinco consecutivos. El 2012 (donde disputarán Champions de Asia) será una buena ocasión para levantar la cabeza o terminar de hundirla…

… ADEMÁS:

EL HEART, ¿NUEVO ORGULLO DE AUSTRALIA?

Tercero, a cinco puntos del liderato y tres por delante de su máximo rival deportivo, el Melbourne Heart está firmando un comienzo de temporada digno de elogio que, tras lo visto el año pasado (primero en la A-League, en el que se quedaron fuera de playoffs de milagro), se hacía poco menos que esperar. Aunque el arranque fue dubitativo , con cinco partidos consecutivos sin ganar y evidenciando en algunos de ellos una falta de tensión competitiva peligrosa, dejándose puntos en los últimos minutos o no sabiendo remachar ventajas, el Heart de Van’t Schip (ex técnico del Twente y de las inferiores del Ajax) ha tomado carrerilla y se ha encaramado al tercer puesto de la tabla tras ganar 5 de los últimos 6 partidos.

Como casi siempre ocurre en estos casos, hay puntales que están permitiendo que este hito vaya camino de algo más firme que una simple anécdota. Mate Dugandzic, que también levantó dudas en su comienzo de temporada, ha explotado justo a tiempo al lado de otros nombres como Eli Babalj (de quien hablamos en el blog en la previa a la temporada) o el argentino Jonathan Germano, una de las agradables apariciones de la temporada en los rojiblancos. El próximo rival del Heart en liga es su némesis en Australia, el Melbourne Victory, cuyos derbis son los más seguidos y ruidosos a nivel mediático del país. En la primera manga, empataron sin goles en el Etihad Stadium.

Enormes en la Youth League

El buen momento de forma que atraviesa el Heart en la A-League lo está confirmando su filial en la NYL (National Youth League, la liga de filiales de Australia), donde los hombres entrenados por el ex de Osasuna y Alavés, John Aloisi, marchan segundos en la tabla a dos puntos del líder (Perth), ya con 9 jornadas disputadas. La sonrisa es perfecta, ya que además en la Youth League el filial del Melbourne Victory es colista con 0 puntos y un goal-average de -22, sufriendo en exceso la llamada de sus grandes jugadores (Jeggo, O´Dea y Ansell) por el primer equipo.

¿QUÉ LE PASA A BRISBANE?

Cuando más imbatibles parecían, cuando por fin se asomaba en Australia un equipo competitivo, fuerte, con personalidad e identidad propia, ganas, hambre y ambición, llegó la debacle: Brisbane, liderísimo durante todo el ciclo pasado (que ganó limpiamente en la final ante Central Coast) y parte de este (impecable en las primeras 8 jornadas), lleva 4 jornadas perdiendo de manera consecutiva ante Sydney, Melbourne Heart, Wellington y Central Coast, quien por cierto, le ha arrebatado la primera posición en la tabla.

Lo avisé a contrarreloj en el análisis de pretemporada: la autocomplacencia y verse los más guapos, altos y fuertes del escaparate puede llegar a debilitar mucho, y no es la primera vez que ocurre en Australia, donde estamos acostumbrados a ver a equipos que ganan la Liga deslucir la temporada siguiente. Le pasó al Newcastle Jets, a Sydney y, en menor medida, al Adelaide, 3º el año pasado y penúltimo este. Brisbane, a pesar de todo, sigue estando capacitadísimo para recobrar el ritmo y engancharse a lo más alto, pero tiene que querer hacerlo. Si no, la sombra del timo planeará sobre ellos (pese al récord histórico de partidos consecutivos invictos)… Y este año les toca Champions asiática.

EL SYDNEY SANCIONA A COLE… ¡POR PISCINERO!

Shannon Cole, lateral derecho del Sydney, se lo pensará mejor la próxima vez que intente engañar al árbitro, después de haber sido sancionado por su propio club por fingir un penalti en el tiempo de añadido del último partido de liga ante el Gold Coast, colista del campeonato, que terminó sin goles. Un acto que pagará, aunque no se sabe si caro, pues no han trascendido la cantidad.

Lo que sí es un hecho es que en el Sydney existe una política específica anti-piscinazos, algo ante lo que el jugador se ha rendido, evidentemente, reconociendo su culpa: “Sé que existe esa política, y todos respetamos la decisión del club al respecto”. Además, explicó la jugada: “Sé que hice las cosas mal en cuanto toqué el césped, por lo que me levanté sin pedir penalti y corrí a recuperar la posición”.

Sigue sorprendiendo la honradez del jugador al respecto: “Esperaba que me hiciera falta cuando le ví llegar tan decidido, pero me di cuenta enseguida de que no había habido contacto. Hice mal y acepto el castigo”. Cole, de 27 años de edad, está considerado uno de los mejores jugadores de la A-League: este verano, sin ir más lejos, fue tanteado por el Blackburn Rovers inglés. También ha sido internacional con Australia.