SOBRE ESPERPENTOS Y CRACKS IMBERBES

Se aproxima el final de la temporada regular en la A-League, y la cosa no podría estar mejor, ni más apretada (por ese orden). El mal momento de los dos grandes de Australia, la polémica con Gold Coast o la irrupción de varios jóvenes en las últimas jornadas (algo que viene repitiéndose en las últimas temporadas) copan la actualidad en Australia. Todo esto, además, con el inicio de la AFC Champions a la vuelta de la esquina, esta temporada con tres conjuntos australianos implicados en el torneo.

  • VICTORY Y SYDNEY SE AHOGAN

No hay palabras que definan el ridículo que están completando este año los dos gigantes de Australia, que están a punto de quedarse fuera de playoffs en una liga de 10 en la que los 6 primeros pelean por el título final. Ni Kewell, ni Emerton, ni Archie Thompson, ni Nick Carle… Toda la expectación depositada en las posibilidades de ambos equipos se ha ido derrumbando durante el año y ahora apenas hay margen de error. A falta de 9 puntos por disputarse (3 jornadas), el Victory está a 8 puntos de playoffs, sin margen de error alguno. Algo mejor lo tiene el Sydney, 3 puntos por debajo de esa línea. En todo caso, patéticos ambos. En la última jornada, los de Kewell perdieron 1-3 en casa ante el Newcastle Jets, mientras que el Sydney se dejó empatar en el minuto 91 por el líder, el Central Coast, que lleva 1 victoria en sus últimos 6 encuentros.

  • EL CIRCO DEL GOLD COAST

Calentita ha ido la semana para el conjunto costero, que respira aires dramáticos. A su pésima situación deportiva (colista destacado la mayor parte de la temporada), suman además un azote institucional que bien podría terminar con su desaparición a finales del año si así lo estima oportuno la FFA, nueva dueña de la franquicia después de que el anterior propietario, Clive Palmer, hiciera una oferta a la baja para renovar su licencia en la A-League, un caso muy similar al que terminó con la vida del Queensland Fury la temporada pasada. La situación es tan extrema que incluso un emisario de la federación visitó al club durante la semana para pedirles un esfuerzo en aras de no desvirtuar la competición en estas últimas jornadas, dada la experiencia previa el año pasado precisamente con Queensland. Situaciones como esta, desde luego, no ayudan a mejorar la imagen del campeonato de puertas para fuera.

  • LA REBELIÓN DE LOS SUB-23

Joel Chianese (Sydney), Mitch Cooper (Gold Coast), Jacob Pepper (Newcastle) o Curtis Wood (Melbourne Heart) han sido algunos de los nombres destacados en las últimas fechas del campeonato. Salvo Chianese (22), ninguno de ellos pasa de los 20 años. Al igual que el año pasado, en el que jugadores como Mustafa Amini, Petar Franjic o James Meyer irrumpieron en las últimas jornadas, también esta temporada se ha producido la explosión de varios jóvenes talentos en los partidos decisivos, como si apretaran adrede a sabiendas de que cualquier cosa que hagan en el momento clave de la temporada obtendrá mucho mayor eco fuera de las fronteras australianas. A la lista habría que sumar al también sub20 del Sydney, Mitchell Mallia (19), quien debutó como goleador ante Adelaide. Junto a los ya clásicos Antonis, Petratos, Ibini-Isei, Babalj, Matt Ryan, Kantarovski y cía, los hombres del futuro en este rincón del planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s