UN COAST CADA VEZ MENOS GOLD

La A-League sigue sin ser territorio para los románticos. A estas alturas, el Gold Coast sigue paso a paso la fatídica historia que protagonizó el año pasado Queensland y que terminó dando con los huesos del Fury en el más absoluto de los olvidos. Gold Coast agoniza y lo hace a ritmo de récord, pues en navidades nada parecía perturbar la continuidad de la franquicia una temporada más en la A-League. Sin embargo, su dueño, Clive Palmer, no satisfizo la garantía de renovación de la licencia, razón por la que el club le fue arrebatado de las manos. Para evitar que la competición se desvirtuara, uno de sus representantes visitó en persona a la plantilla del equipo, colista esta temporada y protagonista de algunos de los momentos más pobres de la temporada a fin de pedirles un último esfuerzo. “Hay demasiado en juego”, se les dijo. Días después, y en mitad del ciclón levantado por la destitución del técnico Miron Bleiberg, muy crítico con la actitud de los suyos y en particular con el dueño, Clive Palmer, fue el presidente de la FFA (Federación de Fútbol de Australia), Frank Lowy, quien poco menos que firmó la defunción del club, dado que encontrar cobijo económico a su continuidad era inviable. La franquicia está a un paso de la desaparición, si bien el proceso abierto entre Clive Palmer y la A-League podría terminar dando la razón al primero y obligando a la federación a renovar la licencia del club con carácter provisional.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s