VAMOS A ECHARLE UN OJO A TIM PAYNE

Si de algo puede servir que Nueva Zelanda haya cerrado su pase a semifinales en los dos primeros partidos y le haya sobrado el tercero para opositar con fuerza al título de la Copa Oceanía, es para que Herbert pueda probar y regalar minutos a los más jóvenes en el encuentro ante Islas Salomón. Y de entre todos ellos, además de Marco Rojas y Barbarouses (más habituales ya con la absoluta), hay especiales ganas de ver a Tim Payne, propiedad del Blackburn Rovers desde el verano pasado y que en apenas un año ha pasado de la sub17 al primer equipo neozelandés, disputando tanto el Mundial sub17 como el sub20 el año pasado. Debutó, de hecho, en la gira por América ante Honduras (jugó 15 minutos), y también apareció ya en la Copa Oceanía. A sus tiernos 18 (cumplidos en enero), Payne es un delantero de 1,80 que tiende, como gusta a Herbert, a buscar la diagonal desde la banda para probar el disparo. Entra como un guante en el 4-3-3 que usa Nueva Zelanda en la selección desde el Mundial de Sudáfrica.

Su crecimiento como jugador es una incógnita, pero el paso que lleva apunta a nombre importante en los próximos años. Ya dije que la transición generacional en Nueva Zelanda sería limpio y que además provocaría un cambio de mentalidad y sistema, pues están saliendo muchos y muy buenos jugadores de ataque a los que es un sacrilegio no ir dando cabida en el sistema.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s