DEL PIERO… ¿A LA A-LEAGUE?

Esta mañana se ha confirmado el INICIO DE LAS NEGOCIACIONES para incorporar a Alessandro Del Piero al Sydney FC, en un movimiento SIN precedentes en el fútbol australiano que está pensado para provocar una polvareda sensacional en el país. Aunque las prisas y y la emoción del momento inviten a aplaudir, quemar Google buscando qué es eso de Australia y pensar que la A-League va a ser por fin una competición a tener en cuenta por una parte relevante del globo, los antecedentes respecto a grandes estrellas que coquetearon con este campeonato piden ser cautos.

Es más, tanto Pignata (CEO) como el presidente, Barlow, han adelantado el acuerdo (que se ha cerrado muy rápido, pues la idea era dar al jugador el fin de semana para darle vueltas), y todavía quedan por cerrar cuestiones que en cualquier otro país se llaman ‘flecos’ y nunca estorban, pero aquí pueden tirar al traste un fichaje, y más de estas características.

Este mismo verano el ejemplo ha sido Fabio Grosso: estaba hecho por el Victory, que tenía el contrato para firmar, pero la particularidad de la liga australiana, que permite que un jugador extranjero ocupe la categoría de ‘jugador franquicia’ (y romper el límite salarial impuesto por el club) echó abajo el acuerdo, ya que Grosso quería ser ese franquicia, y el Victory se negó. Algo similar ocurrió la pasada temporada con Kezman, a quien no convenció la calidad de los pocos equipos que podían firmarle como jugador franquicia.

Es obvio que Del Piero llegará a Sydney para ser la cabeza de león de un equipo que lleva dos años a la deriva cuando es uno de los más aclamados del campeonato, ergo será franquicia. Pero otro de los aspectos destacables será la negociación particular del jugador con el club y la FFA, la federación australiana; el año pasado, Kewell estuvo a punto de no firmar por el Victory porque su agente se empeñó en enredar pidiendo una cantidad prohibitiva a la FFA en función de las ganancias por publicidad en los partidos que jugara Kewell. Finalmente todos se relajaron y Harry firmó, aunque volara después, tras un año para olvidar en el que el Victory no se clasificó para playoffs (a los que van los 6 primeros en una liga de 10).

La lista de clásicos que han estado o han sido relacionados con la A-League es demencial. Quizás los más recordados sean Romario (jugó 4 partidos con el Adelaide en la 06-07), Juninho Paulista (ex del Atlético) y Dwight Yorke, que jugaron en el Sydney (el segundo además, ganó la liga de 2006 y fue el Mundial de Alemania). Jardel jugó en su ocaso en el Newcastle Jets, de igual manera que Robbie Fowler, más reciente, recaló primero en el Queensland (desaparecido) y posteriormente pasaría al Perth Glory, desde donde ya daría la espantada final. Emerton, fichado por el Sydney el año pasado, fue el último gran movimiento. Pero a la A-League han llegado a vincularse nombres como Cahill, Vieri (que empezó su carrera allí) o, sin ir más lejos, el mismísimo Ronaldo Luiz Nazario (tanteado por el Melbourne Heart hace dos años), que pidió 100.000 dólares por partido.

Del Piero aumentará algunos puntos la atracción de la A-League, sin duda. Pero primero debe firmar, y eso no siempre es fácil en Australia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s