CON LOS MAYORES VOLVIÓ EL BIEN

Suena duro, pero a veces los jóvenes no sirven. Animan, alegran, dan color. Porfían, se gustan, sonríen en cada saque de banda. Pero todavía les cuelga la competitividad, lo que los entrenadores llaman ‘mala leche’, y a medio plazo, quienes confían en ellos lo terminan pagando salvo que se dé la circunstancia de que coincidan … Sigue leyendo