EL HEART, ¿NUEVO ORGULLO DE AUSTRALIA?

Tercero, a cinco puntos del liderato y tres por delante de su máximo rival deportivo, el Melbourne Heart está firmando un comienzo de temporada digno de elogio que, tras lo visto el año pasado (primero en la A-League, en el que se quedaron fuera de playoffs de milagro), se hacía poco menos que esperar. Aunque el arranque fue dubitativo , con cinco partidos consecutivos sin ganar y evidenciando en algunos de ellos una falta de tensión competitiva peligrosa, dejándose puntos en los últimos minutos o no sabiendo remachar ventajas, el Heart de Van’t Schip (ex técnico del Twente y de las inferiores del Ajax) ha tomado carrerilla y se ha encaramado al tercer puesto de la tabla tras ganar 5 de los últimos 6 partidos.

Como casi siempre ocurre en estos casos, hay puntales que están permitiendo que este hito vaya camino de algo más firme que una simple anécdota. Mate Dugandzic, que también levantó dudas en su comienzo de temporada, ha explotado justo a tiempo al lado de otros nombres como Eli Babalj (de quien hablamos en el blog en la previa a la temporada) o el argentino Jonathan Germano, una de las agradables apariciones de la temporada en los rojiblancos. El próximo rival del Heart en liga es su némesis en Australia, el Melbourne Victory, cuyos derbis son los más seguidos y ruidosos a nivel mediático del país. En la primera manga, empataron sin goles en el Etihad Stadium.

Enormes en la Youth League

El buen momento de forma que atraviesa el Heart en la A-League lo está confirmando su filial en la NYL (National Youth League, la liga de filiales de Australia), donde los hombres entrenados por el ex de Osasuna y Alavés, John Aloisi, marchan segundos en la tabla a dos puntos del líder (Perth), ya con 9 jornadas disputadas. La sonrisa es perfecta, ya que además en la Youth League el filial del Melbourne Victory es colista con 0 puntos y un goal-average de -22, sufriendo en exceso la llamada de sus grandes jugadores (Jeggo, O´Dea y Ansell) por el primer equipo.

Anuncios

ELI BABALJ, EL BOSNIO A LA SOMBRA DE ALOISI

Cuando John Aloisi decidió dejar el fútbol la temporada pasada a sus 35 años, sabía que lo hacía dejando el testigo goleador del Melbourne Heart a un tipo capaz de recogerlo sin rubor. Un niño apenas, nacido en Sarajevo (y todavía seleccionable por Bosnia-Herzegovina), que levanta 194 centímetros del suelo y que ya el año pasado, cuando alcanzó la mayoría de edad, supo lo que era celebrar un gol en la A-League, campeonato, país y entorno al que debe toda su progresión futbolística.

Eli Babalj (1992) debutó con el Heart en la primera temporada de los rojiblancos en la A-League el 5 de agosto de 2010, en la derrota (0-1) en la primera jornada ante el Central Coast. El jugador, horneado en el equipo más fuerte de la West State League, el Perth SC (equipo co-fundado por inmigrantes italianos que durante muchos años le dieron el nombre de Perth Italia) y fogueado en el AIS, dio el salto a la liga de talentos (la mítica Youth League) y allí se lo rifaron en apenas unos partidos.

Eli Babalj 2011 Melbourne Heart

Lento aunque exageradamente hábil y con una facilidad intangible para abrir huecos, Babalj comenzó a destacar en las inferiores y el Melbourne Heart lo fichó sin esperar un minuto para su primer año en la élite, donde marcó 2 goles en 11 partidos (uno de ellos clave en la victoria 2-3 ante el ya extinto Queensland). Casi siempre bien posicionado, es un rematador puro, para nada torpe y extremadamente eficaz. Sus números, más que aceptables en todos sus equipos, así lo avalan.

> VÍDEO: Gol de Babalj al Adelaide United

Babalj, siempre recurso desde el banquillo, fue habitual en las inferiores de Australia, pero en todo 2011 no ha recibido ni una sola convocatoria de la sub’20 (incluyendo, por descontado, el Mundial de Colombia), con la que todavía tiene opciones (igual que para la sub’23). Aunque curiosamente, el elegido por Vidmar para la preolímpica es Jason Hoffman, precisamente el jugador al que Babalj taponó el año pasado y que esta temporada jugará en la segunda división australiana.

De este chico cabe esperar o bien la esperada explosión a la que está expuesto un futbolista con muchas hechuras y cero presión, o bien el ostracismo al que le releguen, no ya en su equipo, donde la confianza depositada en sus anchas espaldas es máxima, sino también a nivel internacional, debido el ‘borrón’ que las inferiores le han echado en el último año. También es cierto, no obstante, que Matthew Leckie está jugando en la Bundesliga sin haber debutado siquiera con la absoluta…