LA LIGA DE NUEVA ZELANDA, DESDE DENTRO

Por Manel EXPÓSITO (@Xinoexposito), jugador del Auckland FC

Esta será la 9º edición de la ASB Premiership, el máximo torneo futbolístico de Nueva Zelanda. Como es costumbre desde 2004, lo disputan las franquicias que también jugaron todas las temporadas anteriores: Auckland City FC, Canterbury United, Hawke’s Bay United, Otago United, Team Wellington, Waikato FC, Waitakere United y YoungHeart Manawatu. Hay que decir que es una competición un poco atípica, pues sólo la disputan un total de ocho equipos y, al ser franquicias, no hay descensos ni ascensos. Se juegan dos rondas de ida y vuelta con un total de 14 partidos para decidir el ganador de la ‘Minor’ Premiership: aunque este título solo es anecdótico, puesto que al terminar la Minor Premiership los cuatro primeros clasificados disputan unas eliminatorias de playoff (1º contra 4º y 2º contra 3º) para decidir el campeón absoluto de la ASB Premiership, en la que se disputan 3 partidos más si llegas a la final.

[RELACIONADO: Descubre más sobre Manel Expósito; debutó el mismo día que Messi, y contra Mourinho]

Favoritos

Este año parece ser una liga más reñida, ya que con anterioridad Auckland City FC y Waitakere United, los rivales por excelencia, se han ido alternando para ganar la Minor Premiership y la ASB Premiership. Hace un par de años que a nosotros se nos resiste la Liga (aunque no la Champions): el año pasado quedamos imbatido en la Minor Premiership por primera vez en la historia de la Liga, pero perdimos por sorpresa los Playoffs contra Team Wellington, un equipo que tiene un convenio de colaboración con el Wellington Phoenix de la A-League Australiana, una liga muy competitiva de nuestro país vecino y con jugadores jóvenes con gran proyección.

 [RELACIONADO: Página oficial de la ASB Premiership]

Alternativas

Esta temporada se presenta emocionante, ya que equipos como Youngheart Manawatu y Hawke’s Bay United, que el año pasado hicieron un papel muy discreto en Liga, se han reforzado muy bien y han empezado con buen pie ganando a dos equipos que hicieron un buen papel la temporada pasada, como son Otago United y Waikato FC. Por lo tanto, estos dos equipos se suman a unos ya reforzados Team Wellington y Canterbury United como rivales de los dos grandes de Nueva Zelanda. Así pues, se presenta una Liga muy interesante a nivel de competición, donde cualquier equipo puede dar la sorpresa y más con tan pocos partidos por disputar, donde cada punto es oro para el tramo final, y donde mi equipo tiene que estar centrado tanto en competir al 100% por cada punto como en preparar la próxima edición del Mundial de Clubes, tarea nada fácil al tener tan pocos partidos de preparación.

Jugadores

A nivel de jugadores, hay que destacar que hay varias jóvenes promesas interesantes jugando en nuestra liga, pero para mí hay una por encima de todas y no porque juegue en mi equipo, sino por su madurez, su rapidez, cualidad técnica, su desparpajo dentro del terreno de juego etc…. Se llama David Brown, tiene solo 16 años, y es de padre kiwi y madre de Papúa Nueva Guinea. Tiene una beca escolar deportiva, unas cualidades técnicas y una velocidad gestual muy buscada en esta liga eminentemente física. Así pues, un jugador con muchísima proyección de futuro, con muchas ganas de aprender y con una gran humildad incluso timidez característica de los grandes genios. Habrá que ver como evoluciona este año pero definitivamente es la joven promesa a seguir en Nueva Zelanda. Este año puede que se le vea disputando incluso algunos minutos en el próximo Copa Mundial de Clubes que disputamos el 6 de diciembre en Yokohama contra el campeón de la J-League japonesa, todo un sueño para un chaval de 16 años que sueña con jugar en la elite del futbol profesional.

Anuncios

UNA FINAL DE CHAMPIONS EN PAPÚA NUEVA GUINEA

Fuera de los focos de Anfield, del olor a hierba del Bernabéu y el tronío del Allianz Arena, también hay fútbol. Pensaréis: “claro, en Argentina, Brasil, Japón…”. Id más allá. Expandid la mente hasta Oceanía: allí, en Papúa Nueva Guinea, estado independiente de Australia desde 1975, ha firmado el ‘Spanish Auckland City’ el pase a su segunda final consecutiva de la O-League, esto es, la Champions League de Oceanía.

La gesta se ha rubricado en concreto sobre el césped del PMRL Stadium de Port Moresby (capital y ciudad más poblada, con casi 300.000 habitantes que manejan hasta cuatro lenguas). Un rincón a 15.000 kilómetros de Cataluña, de donde es natural Manel Expósito, por el momento máximo goleador del torneo con 8 goles. Aunque no fue él, sino el sub23 neozelandés Alex Feneridis, quien con un impecable tiro de falta en el minuto 91 dio el punto que necesitaba ante el Hekari local para llevar al Auckland a su segunda final continental consecutiva.

En Papúa Nueva Guinea, con un PIB de 14.900 millones de dólares, en el puesto 131 del ránking mundial que organiza el FMI (por detrás de Gabón, Botsuana, Turkmenistán, Chad o Brunei), ver un encuentro de Champions League oceánica cuesta la friolera de 20 kinas, lo que equivale a 6 dólares estadounidenses (4’5 €), una cantidad más que asequible para el mundo llamado ‘desarrollado’ pero desorbitada para los papúes, que deben ingeniárselas para dar a los partidos el color que merecen: “Entre los que se subían a los árboles y los de dentro del campo, llegarían fácil a los 10.000”, relata Expósito.

El pase a la final, que se disputará a doble partido en diciembre y cuyo rival parece que será el otro gigante de Nueva Zelanda, el Waitakere, redondea la temporada del Auckland, campeón matemático de la liga regular hace unas semanas, a la espera de refrendar el título absoluto en los playoffs para los que ya están clasificados el propio Waitakere y el Canterbury United, a la espera de conocer el cuarto en discordia a falta de dos jornadas.

Oceanía, definitivamente, es diferente. Quizás no mejor, pero desde luego, tampoco peor.

____________

*Fotos cedidas gentilmente por Manel Expósito, jugador del Auckland City

MANEL EXPÓSITO; LA MASÍA EN NUEVA ZELANDA

Manel ‘El Chino’ Expósito debutó con el Barça el mismo día que Leo Messi, en un amistoso contra el Oporto que entrenaba por entonces José Mourinho. Dos piedras de choque en una vida deportiva en la que no tuvo la suerte de encontrar un Guardiola que le diera cobijo en el club azulgrana como sí hace hoy con algunos canteranos. Tras varios bandazos por categorías inferiores, le llegó la oportunidad, vía Ramón Tribulietx, de ir a Nueva Zelanda, concretamente al Auckland City, el primer equipo que se clasificó para el próximo Mundialito de Clubes. En él Expósito, que comparte vestuario con otros dos españoles, podría medirse a ‘su’ Barça. No oculta, al otro lado del globo, su apetencia por encontrarse con su pasado, pero tiene bien claro que el presente en Nueva Zelanda no le puede ir mejor…

– Pregunta obligada… ¿Cómo llegaste a Nueva Zelanda?

Pues estaba jugando en Badajoz y como supongo que sabes la  1ª división igual que la Segunda A y la Segunda B, están inmersas en una crisis económica brutal, estaba sin cobrar desde hacia dos años con deudas y juicios con varios equipos que por desgracia desaparecieron por impago, y recibí la oferta del club a través de su entrenador, el también catalán Ramon Tribulietx, que había sido entrenador mío en mi etapa del Figueres en Segunda División B. Estuvimos un par de semanas hablando sobre la posibilidad de incorporarme de inmediato debido a la delicada situación del club y al final fue todo posible y allí empezó la aventura.

¿Qué te sedujo de Auckland?

En cuanto a ciudad la verdad es que cada día hay algo nuevo que te sorprende, el estilo de vida que llevan, la calidad de vida que tiene la gente, su hospitalidad, su extensión, mas que una gran ciudad parece que sea un gran pueblo, me sorprendieron sus paisajes, sus grandes zonas verdes, su limpieza, la hospitalidad de su gente y sobretodo la gran diferencia de acento que tienen con respecto al inglés convencional.

Y en cuanto al club, sensacional también, muy familiar, se preocuparon de mi desde el primer día, me atendieron a todo y no me faltó de nada para que me adaptara lo mas rápidamente posible. Incluso cuando estuve sin poder jugar los dos primeros meses por culpa de problemas con el transfer, mi antiguo club y la FIFA, me ayudaron en todo momento y me hicieron sentir como en casa. Es un club histórico en Auckland y la referencia del futbol neozelandés y eso es por alguna razón…

¿Qué tipo de rivalidad hay allí con Australia?

La verdad es que no mucha, incluso a nivel de selecciones tampoco es tan fuerte, como mínimo no hay odio por alguna de las partes. Ellos viven bastante ajenos a estas cosas, intentan centrarse en que el futbol cada vez crezca mas en Nueva Zelanda y algún día se pueda equiparar al Rugby. Pienso que a nivel deportivo, aunque si que es cierto que en general la liga de Australia es mas potente y con mas seguidores, mi club no tiene nada que envidiar a ningún equipo australiano, sea por juego, por calidad de sus jugadores y entrenadores y por estructura de un equipo profesional.

¿Crees, por lo que ves a diario en entrenamientos y demás, que el futbol neozelandés está creciendo? ¿Puede ir a más?

Claro que sí, y esto es lo que intenta tanto mi club como los mas potentes de nuestra liga. Cada vez más el fútbol se sigue en Nueva Zelanda (el papel de su selección en este último Mundial al volver imbatida hizo que mucha gente se interesara por este deporte aun con poca tradición en su país). Pienso que mi equipo es un referente tanto a nivel institucional como a nivel deportivo pues aportamos un futbol mas novedoso que allí no están habituados a ver, Ramón intenta introducir una metodología de entrenamientos basada en las posesiones de balón con un estilo Barça muy marcado, y esto en Nueva Zelanda, donde el físico se consideraba mas importante pues creo que es un avance muy notable. Además, hay muchos jugadores jóvenes con gran potencial físico y con muchas ganas de aprender y mejorar y eso facilita mucho las cosas.

La última temporada has hecho doblete con el Auckland, marcando además en las dos finales. ¿Cómo te tratan allí? ¿Te hacen sentir la estrella del equipo?

Bueno ahí no hay nadie mejor que otro ni individualismos, fue el equipo entero quien ganó el título, pues quedamos segundos en la Liga y Ganamos la Oceania Champions League que nos da el prestigio de jugar el próximo Mundial de Clubes de Japón. Es cierto que a nivel personal las cosas me han ido muy bien, marcando en todos los partidos y pudiendo ser parte activa de los éxitos del equipo y gozando de la confianza del mister, me tratan muy bien y me hacen sentir muy cómodo y con mucha confianza tanto dentro del vestuario como los aficionados y los miembros del club , al que desde aquí agradezco todas esa confianza y apoyo. Para mi ahora mismo es un privilegio formar parte de este proyecto.

¿Qué tipo de relación hay con los otros españoles del equipo?

Genial, sobretodo porque estamos a 22.000 kilómetros de casa y siempre es bueno sentirse apoyado por gente cercana. Con Ramón genial porque además de ser el entrenador y darme la oportunidad de volver a ilusionarme con el fútbol, se porta como un padre con nosotros y nos ayuda en todo lo que haga falta. Ángel Viña , de Madrid, es mi compañero de casa por lo tanto ya puedes imaginar que la relación es inmejorable, nos pasamos 24 horas juntos como aquel que dice y es como un hermano para mi,  y con Albert Riera, que también es catalán, la relación es fantástica, aunque el no esta solo allí como nosotros sino que esta con mas amigos y eso hace que a veces no se junte tanto.

Debutaste con el Barça el mismo día que Messi (16 nov 2003), y ante Mourinho. ¨En su dia pensaste que cada uno de ellos llegaría donde está ahora?

Bueno , Mourinho ya estaba empezando a ser un gran entrenador, prueba de ello es que ese mismo año ya ganó la Champions con el Oporto donde también jugaban Deco, Carlvalho, Vítor Bahía , Maniche y compañía.

Y Messi… Qué te voy a contar de Messi que no sepa el mundo entero, nació para ser el mejor del mundo y así lo es y así lo ha demostrado siempre. Tenía creo que 16 años cuando debutó en Oporto y un entrenador como Rijkaard no te hace debutar con 16 años sino porque considera que tienes unas cualidades innatas de primer nivel, y no se equivocaron mucho…

En el Barça, ¿se cuenta tanto en realidad con los jugadores de la cantera?

En mi época era mas complicado, el Barça venia de pasar unos años muy complicados y siempre en segundo plano, y con la llegada de Laporta, Sandro Rosell, Rijkaard, etc… El club empezó a renacer y a firmar los mejores jugadores del mundo para volver otra vez a ese primer plano futbolístico que siempre se ha merecido y le correspondía por nombre e historia. Y eso evidentemente no es fácil puesto que se piden resultados y cracks de orden mundial que vuelvan a ilusionar al público y vuelvan a traer trofeos al club.

Formar parte de este proyecto no era fácil para la gente de la cantera, aunque ahora sí que es cierto que los grandes éxitos conseguidos sumado a la gran calidad que sale de la cantera hace que para el entrenador se más sencillo contar con gente joven al saber que juegues como juegues, cambiando un par de piezas, vas a seguir dominando el fútbol mundial como hasta ahora lo ha dominado el Barça.

Imagino que te hará especial ilusión jugar contra el Barça en el Mundialito…

Si evidentemente, soy Nacido en Barcelona, catalán y culé de toda la vida, por lo tanto que mayor placer que jugar contra tu club (y encima si ha sido en el donde me he formado), aunque primero debemos pasar dos rondas previas puesto que tanto el Barça como el Santos entran directamente al sorteo de semifinales. Sabemos que no será una tarea fácil ni mucho menos pero vamos con toda la ilusión de un equipo que no tiene nada que perder y mucho que ganar.

¿Qué planes de futuro tienes?

De momento mis planes de futuro son a corto plazo, con el Auckland City, devolver al club y al entrenador la confianza que han depositado en mí y sobretodo empezar otra vez la liga al nivel tanto colectivo como personal que la terminamos, ganando, jugando un gran estilo de fútbol, marcando goles cada fin de semana y sobretodo disfrutando muchísimo y evidentemente pensar en la gran cita que será el próximo Mundial de Clubes. A partir de ahí solo pienso en disfrutar y que todo lo que venga sea igual de bueno de lo que ahora mismo estoy viviendo.