KEWELL YA ES DEL MELBOURNE HEART

melbourne heartParece que fue ayer cuando en este mismo blog, que va por las 221 entradas, nos descosíamos los dedos contando la llegada de Harry Kewell a Australia, concretamente al Melbourne Victory, en verano de 2011. No se veía nada parecido desde que Robbie Fowler fichara por el North Queensland Fury (que en paz descanse). Por entonces, el movimiento revolucionó el país entero (Kewell volvía a su tierra tras 18 años entre Inglaterra y Turquía), y se esperaba que el futbolista volviera a recordar a aquel que deslumbró, sobre todo en el Leeds, y luego, un poco menos, en el Liverpool. Sin embargo, la mala temporada deportiva del equipo y una circunstancia personal concreta le hicieron abandonar el Victory en abril de 2012, rumbo a un año casi sabático.

Sin embargo, ha vuelto: y lo ha hecho, como era de esperar, protagonizando otro cansino culebrón que a día de hoy (5 de junio) ya ha finalizado, ya que el jugador ha terminado firmando un año con el alegre y vistoso Melbourne Heart que entrena John Aloisi (casi contemporáneo de Kewell, con quien coincidió 11 años en la selección), y que la pasada temporada quedó fuera de playoffs. Kewell, tras un paso muy efímero por Qatar (un gol en 4 partidos), se debatía entre volver a Australia o retirarse a sus 34 años (serán 35 en octubre), y finalmente ha sido el otro equipo de Melbourne (al que desmereció en su etapa en el Victory) quien le ha convencido para unirse a un proyecto que, dicho sea de paso, anda renovándose en profundidad en aras de purgar una plantilla viciada por el fracaso del año pasado.

Kewell y Aloisi, Mundial 2006

Kewell y Aloisi, Mundial 2006

Kewell, que llevará el ‘10’ en el Heart, da el que muy probablemente sea su último paso como profesional. El futbolista, todavía el más joven de la historia en debutar con Australia (con 17 años en 1996), reverdecerá la ilusión de una de las aficiones más entregadas de la A-League y, de paso, volverá a hacer de reclamo mediático junto a las estrellas que se mantendrán en Australia la próxima temporada, como Ono, Heskey o Del Piero.

A-LEAGUE 12-13: MELBOURNE HEART

Temporadas en A-League: 2

Mejor puesto: Playoffs (11-12)

Entrenador: John ALOISI (12- )

ALTAS: Redmayne (Brisbane), Gerhardt (Zeljeznicar), Mebrahtu (Gold Coast), Gray (Oakleigh Cannon), Tadic (Lechia Gdansk), Macallister (Gold Coast), Vrankovic (Bonnyrigg White Eagles)

BAJAS: Worm (Emmen), Sarkies (Heidelberg), Maycon (Pahang FA), Alex Terra (Daejeon), Kamal Ibrahim (Heidelberg), Taseski (Moreland Zebras), Roganovic (Green Gully), Adrian Zahra (Perth Glory), Goodwin (Newcastle Jets), Eli Babalj (Estrella Roja), Shroj (sin equipo), Hamill (Seognam), Curtis Good (Newcastle Utd)

LA ESTRELLA:

RICHARD GARCÍA. Tras 15 años en Inglaterra, vuelve a Australia para devolver la ilusión a una afición algo temblorosa tras la pérdida de sus referentes en verano. Es la cabeza visible del primer proyecto de Aloisi. Buen extremo, mejor mediapunta, hay muchas esperanzas puestas en su experiencia. Jugó el Mundial de 2010.

A SEGUIR:

BEN GARUCCIO. Uno de los últimos refuerzos, de tan solo 17 años de edad. Espabilado y regular extremo, zurdo cerrado, más rápido que hábil y con facilidad para ver puerta. Internacional en su categoría, a priori ha firmado para jugar con el primer equipo, donde tiene ya asignado dorsal.

EXPECTATIVAS:

Equipo muy debilitado tras las salidas de jugadores capitales como Alex Terra, Babalj, Zahra, Hamill o Curtis Good. El año pasado enlazó varios encuentros excepcionales (flirteó con el liderato en diciembre) pero se desinfló, aunque entró en playoffs sin problemas, donde fue aplastado en semifinales por el Perth Glory, a la postre subcampeón. Aloisi, ex de Osasuna y Alavés, jugador del Heart en su primer año, técnico del filial el pasado y del primer equipo en este, tendrá que encomendarse al carisma de Richard García, los goles de Macallister o Tadic y la experiencia de Thompson, Fred o Colosimo para intentar colarse de nuevo entre los seis primeros, empresa francamente complicada a estas alturas.

ANÉCDOTA:

Hace dos años intentó fichar a Ronaldo Luiz Nazario. Mate Dugandzic pasó a la historia como el primer ‘tránsfuga’ entre equipos de Melbourne, al cambiar el Victory por el Heart la temporada pasada.

ALOISI, NUEVO ENTRENADOR DEL MELBOURNE HEART

John Aloisi ha sido desginado nuevo entrenador del Melbourne Heart, después de la marcha del anterior técnico, el holandés Van’t Schip, al fútbol mexicano. Aloisi, que se sacó el carnet de entrenador en Inglaterra a la vez que daba sus últimos servicios como jugador en el Heart hace dos temporadas, debutó como entrenador en el filial, a quien sorprendentemente colocó 5º en la National Youth League (la liga de filiales de Australia) la pasada temporada.

En su presentación, Aloisi no ha querido desbordar entusiasmo pero sí ha dejado claro que “con los jugadores que tenemos, podemos aspirar a hacer las cosas muy bien”. El Melbourne Heart ya alcanzó esta temporada, su segunda de existencia, los playoffs de la liga, donde cayó 3-0 ante el a posteriori subcampeón, Perth Glory, merced a un hat-trick de Shane Smeltz.

A-LEAGUE 2012; APLAUSO Y CIERRE

¿Sabéis lo que significa que cada 31 de diciembre los informativos abran a mediodía en España con la celebración de Año Nuevo en Australia? En efecto. Que para seguir su fútbol hay que madrugar. Casi siempre merece la pena, por cierto, aunque implique transmutar los encurtidos y la Freeway del chino por el cola-cao (del Mercadona) y, si procede, otro tipo de acompañamiento de salubridad cuestionable. La Hyundai A-League así lo merece, como ha vuelto a quedar demostrado esta temporada con el desenlace del título, que recayó de nuevo en manos de Brisbane Roar, campeón también el pasado año. Perth, el finalista que aspiraba a no terminar último cuando empezó el campeonato, soñó con pintar de barniz el laurel de su corona (fue en 2004 el último campeón de la National Soccer League, el torneo que dio paso a la actual A-League), y de no ser por el jubileo de Brisbane, que remontó en 13 minutos (del 83 al 96, penalti inexistente incluido), habría dado la campanada más sonora que se recuerda en el continente. Y el listón, particularmente en el fútbol australiano, está alto respecto a sorpresas y revelaciones.

Este año, sin ir más lejos, ha sido el de los aspirantes humillados. Sydney y Melbourne Victory formaron sendos equipos con aroma a campeón sobrado. Brett Emerton (por su porfía en el Blackburn inglés lo conoceréis) y Kewell (no merece presentación) lideraron ambos proyectos, que sin embargo fracasaron estrepitosamente. Si bien Sydney (campeón de la A-League en 2006 y 2010) logró meterse en playoffs in extremis en el último encuentro de liga (siendo eliminado en el primer cruce por Wellington), el Victory de Kewell se quedó fuera de los puestos de acceso a la final en una liga en la que, por hacer daño, cabe remarcar que se clasifican los 6 primeros de un total de 10 equipos participantes. Ambos, por descontado, cambiarán de entrenador de cara a la próxima temporada, que afrontarán con bastante más tiempo para remendar errores, dado que tampoco están jugando la Champions League asiática, donde dicho sea de paso, también sucumbieron en la 10-11.

Respecto a las sorpresas positivas, además de Perth (por descontado), hay que remarcar el bien que han hecho al fútbol dos equipos en concreto, como son el Wellington Phoenix (ya referido antes, club con solera, único neozelandés en el campeonato australiano) y el Melbourne Heart, su antítesis, creado la temporada pasada y sostenido por un fuerte capital que llegó a tentar al mismísimo Ronaldo Luiz Nazario cuando éste ya coqueteaba con la retirada. Australia, además de emoción, garantiza pelea, colorido. Pese a ser el cuarto deporte del país, el fútbol va abriéndose paso poco a poco como una de las prioridades. Los más de 50.000 asistentes a la final (récord de asistencia en un partido no disputado en Melbourne) son un buen termómetro. De ahí que el flujo entre jóvenes que salen a Europa (Leckie, al M’Gladbach; Mustafa Amini, al Dortmund; Barbarouses, al Alania…) y el de veteranos que quieren volver (Cahill o Schwarzer son carne de relato de hijo pródigo) mantenga un equilibrio sensual respecto a competitividad que suma otro atractivo más a la competición.

Este año, emocionantísimo, ha costado menos que nunca sucumbir al tono de alarma ‘campanario’ del iPhone cuando tocaba, para buscar ese stream horrible (gracias, Fox Sports, por vuestra complicidad). Brisbane arrancó el año con el récord de victorias seguidas en el deporte australiano (que recaía en un equipo de rugby de Sydney de los años 70), pero en navidades se dejó llevar y Central Coast, uno de los equipos más competitivos del campeonato, le robó la cartera durante varias jornadas. Todo esto con un ojo en valores emergentes y otro en el inestable y kafkiano trato que dispensa la Federación Australiana a su competición reina, poco menos que mercadeando con los formatos y los equipos (el año pasado desapareció Queensland Roar, este año de momento ya ha caído Gold Coast y Newcastle Jets pende de un hilo). De ahí que cada año parezca que mires una competición distinta, aunque siempre, siempre, haya algún detalle que la engrandezca. Como quiera que sea que las palabras no soportan imágenes, sólo os puedo emplazar a la próxima temporada, para la que de momento hay confirmados 9 equipos, incluyendo uno nuevo de Sydney (habrá derbi, como ya lo hay en Melbourne), y a intentar seguir a la selección, que ha dado un salto cualitativo inmenso desde 2006, incluyendo el subcampeonato de la Copa Asia de Qatar.

El fútbol australiano está en auge, y esto, compañeros, no es opinión. Aunque, como aquel anuncio de la ONG se encargaba de remover, tendría que ser una celebritie de esto quien os lo dijera para que me toméis en serio.

Go, aussies, go. (La RFEF, por cierto, se está peleando por cerrar un amistoso en Sydney para 2013. No es casual.)

A-LEAGUE: GUÍA RÁPIDA (Y PRECIOSA) DE LOS PLAYOFFS

Sólo hay dos tipos de personas en el mundo: los que ven la A-League entera y los que sólo siguen los playoffs. Si eres de los segundos, no pierdas el tiempo abriendo cincuenta pestañas en el Google Chrome para saber qué ha pasado desde octubre. Te lo resumo en cuatro párrafos y andando: ya puedes agarrar tu canguro, buscar streaming y vibrar como si no hubiera mañana con la ronda final del campeonato australiano. Los cómo, quiénes, dónde y cuándo, a un click. Pásalo.

SEMIFINAL PRELIMINAR 1

VIERNES 30 DE MARZO | 9:00 am hora española | Westpac Stadium

WELLINGTON-SYDNEY

Los neozelandeses han competido mejor a lo largo de todo el año (tuvieron opciones matemáticas al título hasta la penúltima jornada), y reciben en casa a un rival al que han ganado en los 3 enfrentamientos de la temporada. Será la segunda vez que se enfrenten en playoffs: en la temporada 09-10 coincidieron en la final preliminar que ganó Sydney (4-2), a la postre campeona del torneo tras vencer en los penaltis la final al Melbourne Victory.

[+] CLAVES

La fortaleza mental de Wellington contra el potencial, apenas desarrollado, de un Sydney con Brett Emerton entre otros, donde la esperanza radica en los más jóvenes (Chianese a la cabeza). Ambos llegan sin bajas significativas.

[PRONÓSTICO] Wellington es favorito a priori; no conviene descartar a Sydney a partido único, aunque se colaran en playoffs in extremis.

SEMIFINAL (DOBLE PARTIDO)

[IDA] SÁBADO 31 DE MARZO | 8:30 am hora española | Suncorp Stadium

[VUELTA] DOMINGO 8 DE ABRIL | 9:00 am hora española | Bluetongue Stadium

BRISBANE-CENTRAL COAST

Reedición de la final de la temporada pasada, que ganó Brisbane en los penaltis y dejó sin premio el partidazo del meta de Central Coast, el sub20 Matt Ryan, ya convocado con la absoluta. Este año han sido los costeros quienes se han hecho con el título honorífico de campeón de la liga regular, también decidido en la última jornada, con una ventaja de dos puntos sobre el propio Brisbane, que ha ganado 2 de los 3 enfrentamientos entre ambos de la temporada.

[+] CLAVES

Ambos deberán dosificar esfuerzos entre los playoffs y la fase de grupos de la ACL. Central Coast, aunque más disciplinado y mejor en defensa, tuvo momentos de zozobra a final de la temporada. Visconte y Brattan (Brisbane) no llegarán a tiempo.

[PRONÓSTICO] Como quiera que sea que perder no implica el adiós de playoffs, pues el perdedor todavía tiene otra opción de jugar la final, el encuentro caerá en manos de quien más prisa tenga por llegar. A priori, Brisbane.

SEMIFINAL PRELIMINAR 2

DOMINGO 1 DE ABRIL | 10:00 am hora española | NIB Stadium

PERTH GLORY-MELBOURNE HEART

El choque ‘underground’ de esta edición, toda vez que Gold Coast y Melbourne Victory se quedaron fuera de los seis primeros. Perth, que arrancó flojo, se afianzó gracias a un Smeltz brutal (13 goles en la temporada), mientras que el Heart tuvo que esperar a la última jornada para amarrar su presencia en los primeros playoffs en su segundo año de vida. Esta temporada, Perth ganó los 2 partidos en casa del Heart, que a su vez venció en su visita al NIB Stadium. Los precedentes auguran igualdad.

[+] CLAVES

A lo largo de la temporada, el Heart se ha dejado llevar en demasiadas ocasiones, pagando una brutal falta de experiencia. Perth, liderado por jugadores más hechos, mantuvo sin sobresaltos su status, pero llega con 6 bajas al partido (entre ellas las de Liam Miller, Sikora o Burns, indiscutibles para Ian Ferguson.

[PRONÓSTICO] A priori Perth parece favorito por su mayor experiencia, pero la ilusión del Heart es incomparable. Aun así, llegar ya ha sido un premio para ellos.