LA LIGA DE NUEVA ZELANDA, DESDE DENTRO

Por Manel EXPÓSITO (@Xinoexposito), jugador del Auckland FC

Esta será la 9º edición de la ASB Premiership, el máximo torneo futbolístico de Nueva Zelanda. Como es costumbre desde 2004, lo disputan las franquicias que también jugaron todas las temporadas anteriores: Auckland City FC, Canterbury United, Hawke’s Bay United, Otago United, Team Wellington, Waikato FC, Waitakere United y YoungHeart Manawatu. Hay que decir que es una competición un poco atípica, pues sólo la disputan un total de ocho equipos y, al ser franquicias, no hay descensos ni ascensos. Se juegan dos rondas de ida y vuelta con un total de 14 partidos para decidir el ganador de la ‘Minor’ Premiership: aunque este título solo es anecdótico, puesto que al terminar la Minor Premiership los cuatro primeros clasificados disputan unas eliminatorias de playoff (1º contra 4º y 2º contra 3º) para decidir el campeón absoluto de la ASB Premiership, en la que se disputan 3 partidos más si llegas a la final.

[RELACIONADO: Descubre más sobre Manel Expósito; debutó el mismo día que Messi, y contra Mourinho]

Favoritos

Este año parece ser una liga más reñida, ya que con anterioridad Auckland City FC y Waitakere United, los rivales por excelencia, se han ido alternando para ganar la Minor Premiership y la ASB Premiership. Hace un par de años que a nosotros se nos resiste la Liga (aunque no la Champions): el año pasado quedamos imbatido en la Minor Premiership por primera vez en la historia de la Liga, pero perdimos por sorpresa los Playoffs contra Team Wellington, un equipo que tiene un convenio de colaboración con el Wellington Phoenix de la A-League Australiana, una liga muy competitiva de nuestro país vecino y con jugadores jóvenes con gran proyección.

 [RELACIONADO: Página oficial de la ASB Premiership]

Alternativas

Esta temporada se presenta emocionante, ya que equipos como Youngheart Manawatu y Hawke’s Bay United, que el año pasado hicieron un papel muy discreto en Liga, se han reforzado muy bien y han empezado con buen pie ganando a dos equipos que hicieron un buen papel la temporada pasada, como son Otago United y Waikato FC. Por lo tanto, estos dos equipos se suman a unos ya reforzados Team Wellington y Canterbury United como rivales de los dos grandes de Nueva Zelanda. Así pues, se presenta una Liga muy interesante a nivel de competición, donde cualquier equipo puede dar la sorpresa y más con tan pocos partidos por disputar, donde cada punto es oro para el tramo final, y donde mi equipo tiene que estar centrado tanto en competir al 100% por cada punto como en preparar la próxima edición del Mundial de Clubes, tarea nada fácil al tener tan pocos partidos de preparación.

Jugadores

A nivel de jugadores, hay que destacar que hay varias jóvenes promesas interesantes jugando en nuestra liga, pero para mí hay una por encima de todas y no porque juegue en mi equipo, sino por su madurez, su rapidez, cualidad técnica, su desparpajo dentro del terreno de juego etc…. Se llama David Brown, tiene solo 16 años, y es de padre kiwi y madre de Papúa Nueva Guinea. Tiene una beca escolar deportiva, unas cualidades técnicas y una velocidad gestual muy buscada en esta liga eminentemente física. Así pues, un jugador con muchísima proyección de futuro, con muchas ganas de aprender y con una gran humildad incluso timidez característica de los grandes genios. Habrá que ver como evoluciona este año pero definitivamente es la joven promesa a seguir en Nueva Zelanda. Este año puede que se le vea disputando incluso algunos minutos en el próximo Copa Mundial de Clubes que disputamos el 6 de diciembre en Yokohama contra el campeón de la J-League japonesa, todo un sueño para un chaval de 16 años que sueña con jugar en la elite del futbol profesional.

EL AUCKLAND ‘ESPAÑOL’ Y EL MÉRITO DE ESTAR

Pronto terminó el sueño mundialista para el Auckland neozelandés de los españoles Berlanga, Expósito, Riera y Andreu: a las primeras de cambio, y en la primera ronda, el campeón de la Champions oceánica ha caído ante el campeón de la J-League japonesa, el Kashiwa, por un 2-0 suficiente y justo, a pesar de que ambos conjuntos compartieran el 50% de la posesión durante el encuentro y tampoco abrieran una diferencia demasiado amplia en cuanto a ocasiones de gol se refiere.

Expósito lucha un balón con un rival

El Auckland planteó un partido limpio, en el que lo único que intentaron fue no dejar demasiado mal sabor de boca sobre el césped impoluto de un estadio, el Toyota Stadium, que multiplica la capacidad de cualquiera de los campos en los que habitualmente se desempeñan los jugadores dirigidos por Ramón Tribulietx. Y aunque durante algunas fases del encuentro mantuvo la compostura, el empuje y el leve impulso competitivo japonés bastó para que el partido se resolviera a favor de los nipones antes del descanso.

Dos malas decisiones en el área de Spoonley bastaron para que, primero Tanaka y después Kudo mataran el partido con apenas tres minutos de diferencia. Nicola Rizzoli, único árbitro europeo presente en el Mundialito, apenas tuvo trabajo en un encuentro de guante blanco que sirvió para que el Kashiwa avanzara a la siguiente ronda, donde se enfrentará al Monterrey mexicano por una plaza en semifinales ante el Santos.

PD. A pesar de la pronta derrota, que le quiten al Auckland (recordemos, equipo semiprofesional), el dato de ser uno de los únicos cuatro equipos que ha disputado 3 de las 8 ediciones del Mundialito, aunque por poco no se vaya a llevar casi ni las cáscaras de la FIFA, cuyos premios económicos empiezan a partir del 7º clasificado (en este caso, el propio Kashiwa).

Pincha en la imagen para acceder al vídeo del resumen (Eurosport)