COSAS DE AUSTRALIA

australiaCualquiera no es capaz de comprender cómo Australia y Jordania habían llegado empatadas a puntos a la penúltima jornada de la zona AFC rumbo a Brasil a tenor del aplastante y rotundo 4-0 clavado por los aussies a los jordanos en Melbourne; si es cierto, cabe recordar, que justo ante Jordania tembló Australia en el encuentro disputado hace meses, y que ganaron los primeros. Hoy, con el goalaverage particular ganado, los de Osieck remontan hasta la segunda plaza, que no es baladí, pues da acceso directo al Mundial y evita la peligrosa y molesta repesca continental a la que caerá el tercer clasificado.

Los australianos parecieron, en resumen, una selección completamente distinta a lo que veníamos viendo: un equipo amplio, abierto a bandas, llegador y muy fuerte atrás, sujeto por dos centrales en edad de merecer, Neill (35) y Ognenovski (34), y dos laterales sin apuros que, eso sí, abrieron los carriles a Oar y Kruse, especialmente a este último, salvajemente desmelenado. Esta vez –no como contra Japón- sí salió bien el experimento con Holman de enganche y Cahill arriba, si bien el jugador de los Galaxy, aunque marcó (28º gol con la selección, segundo máximo goleador histórico empatado con Archie Thompson), no destacó como en otras ocasiones.

Mención aparte merece el encuentro de Mark Bresciano, a quien parece dominarle una suerte de tercera juventud: ya notó su entrada Australia a mediados del año pasado, cuando el centro del campo era una zanja, y el futbolista ha dado un paso adelante para hacer lo que antes hacía Cahill (subir sin balón y sorprender buscando servicios de banda). Con él, Australia, que completó un partido perfecto, ha recuperado un equilibrio vital. Sólo cabe preguntarse cómo gestionará Osieck los meses que restan a Brasil, analizar qué alternativas dará y dónde: pues ante Jordania, la media de edad del once rozaba los 31 años, que será bastante más cuando llegue la cita de Brasil. Un arma de doble filo a la hora de llegar a competir, y aguantar el ritmo.

AUSTRALIA 4-0 JORDANIA

1-0 Bresciano 2-0 Cahill 3-0 Kruse 4-0 Neill

MERCADO AUSTRALIANO: KEWELL, NEILL, AMINI…

La página oficial del Galatasaray no dice nada, pero tanto Harry Kewell como Lucas Neill, los dos jugadores australianos del equipo, no seguirán en él la temporada 11/12. Si bien la salida de Kewell estaba cantada (terminaba contrato esta temporada y cada vez contaba menos en Turquía), la de Neill ha sorprendido algo más. El veterano central, que nunca llegó a tener un puesto fijo en el once, no ha cuajado en una competición en la que a priori iba a encajar sin esfuerzo. Además, a Kewell y Neill se les suman sus compañeros Emiliano Insúa (ex del Liverpool) y el meta colombiano Robinson Zapata.

Lo que el futuro depara tanto a Neill como a Kewell es toda una incógnita. De momento, el defensa jugará con Australia los amistosos ante Nueva Zelanda y Serbia, mientras el extremo, que se quedó fuera de la lista por lesión, comenzará a mover hilos para encontrar dónde quedarse. Como ya publiqué aquí, su Australia natal le espera con los brazos abiertos, en lo que sería sin duda el golpe de efecto que necesita una A-League que, como producto, sólo puede ir a mejor.

EL DORTMUND, A POR MUSTAFA AMINI

A Mitchell Langerak, joven meta australiano convocado por Osieck para los amistosos ya mencionados, se le puede sumar en breve dentro del vestuario del Borussia Dortmund un compatriota, el jovencísimo (17 años) Mustafa Amini, probablemente el futbolista más prometedor de Australia con permiso de Kruse y Leckie. El jugador, que estará en el Mundial sub-20 de Colombia (donde se enfrentará a España), entrenó con el Dortmund en marzo y dejó impresionados a los técnicos.

Descarado, hábil, con llegada y todo un mundo por recorrer, el mediapunta, propiedad de Central Coast, fue tasado en unos 700.000 euros por su club de origen. Sin embargo, el Dortmund sólo ofreció en un primer momento 100.000, por lo que las negociaciones quedaron no en punto muerto, sino totalmente destrozadas ante lo que el mánager de los Mariners, Graham Arnold, tildó de ‘tomadura de pelo’. Si interesa (que intuyo que así será, porque es realmente un escándalo de jugador si tenemos en cuenta su edad y el poderoso margen de mejora que le contempla), el Dortmund volverá a la carga.