OJO AL DAFO: ADELAIDE UNITED

Los ‘reds’ de la A-League, a quienes también se les conoce curiosamente como el ‘United’, arrancan el curso con los dientes apretados. Sus últimos seis meses han sido para olvidar, si bien es cierto que son en la actualidad una de las plantillas con mejores nombres. No solo perdieron comba en la A-League tras ocupar el liderato durante muchas jornadas, terminando terceros y cayendo en playoffs ante Gold Coast, sino que además han visto cómo sus dos estrellas, Leckie y Marcos Flores, abandonaban el barco en busca de sonrisas más amplias. Con todo y con eso, el club de Adelaida se ha remangado y ha conseguido atar nombres de garantías suficientes para ocupar alguno de los seis primeros puestos, si bien rebatir el título o los tres primeros a Sydney, Victory, Brisbane o Central Coast está francamente complicado. En sus filas cuentan con el pichichi de la temporada pasada (Van Dijk, 17 goles), además de con Caravella y Dijité, ambos procedentes precisamente del Gold Coast verdugo el año pasado en playoffs, y otros como Malik, Levchenko o el joven Ramsay. Pero si hay un nombre que destaca, ese es el de Dario Vidosic, un fichaje que en Australia han puesto a la altura mediática de otros como los de Kewell o Emerton. Su figura será crucial, ya que con él, Adelaide gana toque y temple, además de trabajo, algo que puede liberar a los laterales y a los violinistas de la mediapunta, Caravella y Usúcar para firmar asistencias en blanco a los delanteros. No en vano, Adelaide es, con mucho, el equipo con más y mejores argumentos en la delantera para hacer daño y aproximarse a ese objetivo de volver a asomar la cabeza a los primeros puestos.

Van Dijk Adelaide 2011

[Relacionado: ENTREVISTA CON VAN DIJK]

 

  • Debilidades > Leckie fue crucial el año pasado. Con él, el equipo fue líder hasta la jornada 12; sin él, encadenó una racha de 8 derrotas en 13 partidos que le bajaron casi del podio. La dependencia del jugador fue excesiva, y sólo cabe esperar a ver si esta temporada se han repuesto o no de ello.
  • Amenazas > Irregularidad. Fue lo que les mató el año pasado cuando lo tenían todo en su mano. A los errores puntuales de la defensa y la baja de Leckie se unió también derrotas absurdas ante Perth, Wellington o Newcastle, equipos sensiblemente inferiores.
  • Fortalezas > Un rodillo arriba. Protagonistas de la mayor goleada de la historia de la A-League (8-1 a Queensland el pasado curso), Adelaide es el equipo con más recursos y pólvora arriba. Eso sí, deben buscar el esquema adecuado para hacer sitio a todos y canalizar todo ese nervio goleador para algo productivo de verdad.
  • Oportunidades > Dudar de que acabarán entre los seis primeros es sacrílego, si bien es cierto que, por lo emocional de sus rachas, todo dependerá de cómo les sople el viento. Vidosic será el hombre encargado de pulsar esa conciencia de trabajo y constancia.
EL presumible ONCE IDEAL
Previsión 11-12 > En playoffs, luchando por el 4º lugar.

OJO AL DAFO: PERTH GLORY

Con Queensland ya extinto, al hablar de Perth Glory podemos afirmar, sin miedo ni náuseas, que lo hacemos del equipo más flojo a priori de esta temporada 11-12. Y digo a priori porque en Australia siempre se escribe sobre papel mojado. De entrada, definir como ‘el más flojo’ a un conjunto que se ha hecho con Shane Smeltz (segundo máximo goleador de la competición, solo por detrás de Archie Thompson) puede parecer atrevido: en cambio, repasando los compromisos de pretemporada (ni una sola victoria ante rivales profesionales), así como la más que discutible fiabilidad de una línea defensiva trémula, arrojan buenos presagios sobre la talla que puedan dar. Perth ha dejado escapar a Pellegrini o Fowler, de acuerdo; pero con ellos, terminaron en el penúltimo puesto la temporada pasada. Este año, a Smeltz suman también al irlandés ex del Manchester United, Liam Miller, además de otros jugadores que llegan para aportar su experiencia en la A-League como Hughes, Dodd o Berger. Pero sin embargo donde están puestas todas las miradas es en el sub17 Jesse Makarounas, sensación en el Mundial de México y uno de los valores más firmes del fútbol australiano. Y a pesar de todo eso, de todos estos argumentos, al Perth le falta lo más importante: fútbol. Son propensos al error, y aunque se ha fichado bien, no han demostrado hasta la fecha que sean capaces de aportar algo realmente distinto a la competición.

  • Debilidades > Una defensa muy débil y un centro del campo cosido con los dientes auguran muchos problemas atrás. Tampoco la delantera va a tener durante el año garantía ninguna de asociación con hombres de enlace, ya que no existe esa figura en el equipo. Habrá que sufrir.
  • Amenazas > A pesar de que la salud de la institución es de hierro, el equipo es, con diferencia, de los que menos han crecido proporcionalmente en los últimos años. Es más, parecen estancados en aquel perfil rudo y engañoso de las primeras A-League.
  • Fortalezas > Con nombre y apellidos: Shane Smeltz. Siempre, siempre, siempre, cumple su parte. Lleva el gol cosido al pie y seguro que si de él solo dependiera, no habría problemas para colar el equipo entre los tres primeros. Un tiburón embutido en una lata de anchoas.
  • Oportunidades > Pocas para playoffs, salvo que suene la campana y todos despierten a la vez. A veces el mejor argumento para triunfar es trabajar sin presión porque nadie confíe en ti.
EL presumible ONCE IDEAL
Previsión 11-12 > Si nada lo remedia, es candidato al farolillo rojo

OJO AL DAFO: GOLD COAST

Gold Coast tiene probablemente uno de los grupos más descompensados del campeonato. Los costeros, que el año pasado sorprendieron con un inicio excepcional (solo una derrota en los primeros 17 partidos), están lejos de luchar por el título atendiendo a la balanza de traspasos y llegadas y echando un ojo a todas las opciones que el técnico, Miron Bleiberg, tiene a su disposición. El trabajo de la secretaría técnica en verano ha sido algo discutible, y es que al overbooking de centrales (hasta siete en plantilla) hay que sumar las incorporaciones a la desesperada de dos defensas eritreos que, entre otras cosas, cerraron a última hora la puerta a un más que necesario refuerzo en la delantera, tras la baja de Smeltz. Tampoco será fácil de suplir la ausencia de Culina, fichado por el Newcastle Jets aunque lesionado para toda la temporada. Hay margen para la esperanza porque en el equipo siguen jugadores como Traoré, Brown o Minniecon, además del fichaje estrella, el holandés Rigters (ex de la Premier y la Eredivisie), pero el panorama no pinta demasiado bien para un equipo que terminó jugando muy bien al fútbol pero para el que por primera vez en las últimas tres temporadas peligra su presencia en playoffs.

  • Debilidades > Han perdido a dos jugadores franquicia (Smeltz y Culina), huecos que no se han rellenado. El agujero en el lateral derecho merece capítulo aparte. Además ninguno de sus centrales destaca por su velocidad. Lo pasarán francamente mal ante rivales al contragolpe (la mayoría en la A-League…)
  • Amenazas > No saber encajar piezas en un equipo que para muchos fue el que mejor fútbol practicó de la temporada pasada. El desánimo cunde y la A-League es una competición corta (se juega en seis meses), por lo que el margen de error es mínimo.
  • Fortalezas > Confianza en los jóvenes. En plena política de apuesta por la cantera, sobresalen nombres como el ya mencionado de Minniecon, Ben Halloran, James Brown o Joshua Brillante. Salvo el último, todos con opciones al once titular sin discusión.
  • Oportunidades > En una liga de 10 equipos es complicado que Gold Coast, casi por inercia, no termine entre los seis primeros. Pero ojo, porque ya no son el aspirante al título que eran el año pasado. Cotizan a la baja.
EL presumible ONCE IDEAL
Previsión 11-12 > Playoffs… Si no se duermen

OJO AL DAFO: WELLINGTON PHOENIX

No pintan demasiado bien las cosas para Wellington este año. Y es que a pesar de haberse reforzado medianamente bien (Pantelis y Dani Sánchez son fichajes de verdadero relumbrón para el único club profesional de Nueva Zelanda), y de haber cerrado una pretemporada brillante, los ‘kiwis’ atraviesan por una grave crisis económica que incluso ha vertido oscuros rumores de desaparición, si bien los nuevos dueños no se han cansado de repetir que su viabilidad no corre peligro. Aunque recuerda bastante al comienzo de temporada de Queensland el año pasado, y ya sabemos, por desgracia, cómo terminó el Fury. La columna vertebral de Wellington sigue siendo, un año más, la misma que arma a la selección absoluta neozelandesa: (Paston, Sigmund, Brown, Lochhead…) pero también ha perdido a dos hombres de importancia capital en la pasada temporada: el central James Musa (que ha emigrado a Inglaterra) y , sobre todo, Marco Rojas, quien ha comenzado como titular la temporada en el Melbourne Victory. Aunque como siempre aspiran a los playoffs, deberán superar demasiadas trabas para no tambalear el barco en aguas revueltas.

  • Debilidades > Creación. Es cierto que tanto Nick Ward como Paul Ifill son dos de los jugadores más destacados de toda la A-League en este aspecto, pero juntos nunca han dado buenos resultados. Y tras la baja de Rojas, les toca a ellos recoger el testigo.
  • Amenazas > Todas, empezando por las ya comentadas a nivel institucional. Los nuevos propietarios han garantizado el bienestar de la empresa dueña del club, pero eso no implica necesariamente que también hayan garantizado el futuro de éste. En teoría para 2012 no habrá problema, pero jugar con la mosca detrás de la oreja debilita, y mucho.
  • Fortalezas > Experiencia. Tim Brown, Simon Elliott, Greenacre, Sigmund… Todos saben lo que es competir a un nivel relativamente alto, lo que les da un plus ante equipos más jóvenes e inseguros. Ese es su principal aval.
  • Oportunidades > Sacar los partidos ante rivales directos (Melbourne Heart, Newcastle o Gold Coast) es suficiente para terminar entre los seis primeros. De momento, no deben apuntarse cotas más altas.
EL presumible ONCE IDEAL
Previsión 11-12 > Repetir 6º puesto sería una hazaña.

OJO AL DAFO: CENTRAL COAST

Los Mariners andan a la greña consigo mismos, porque todavía no terminan de confirmar todas las expectativas que temporada tras temporada se depositan, con razones sobradas, sobre ellos. Este año, con más motivo, ya que tras tres años vuelven a la Champions (terminaron segundos la temporada pasada) y quieren quitarse de encima la terrible decepción de perder la final en los penaltis el pasado ejercicio. Central Coast mantiene el esquema, entrenador y equipo para la 11-12, lo cual es un lujo, porque garantiza la continuidad de un buen proyecto que apuntalan mejores jugadores. El meta Matt Ryan (mejor sub20 de la temporada pasada) y sobre todo los dos mundialistas, Ibini-Isei y Mustafa Amini, guiarán a un equipo en el que además siguen McGlinchey (mundialista en Sudáfrica con Nueva Zelanda), Joshua Rose (un lateral zurdo más que apañado) y una pareja de centrales sin fisuras, Zwaanswikj-Wilkinson. En condiciones normales, Central Coast sería favoritísima: pero la manera en la que se han reforzado Sydney, Victory y Brisbane invitan a pensar que terminar entre los tres primeros ya será mérito más que suficiente. Hay que amarrar los playoffs.

    • Debilidades > Excesiva juventud. Graham Arnold tiene a su disposición una plantilla con un potencial exagerado y muchísima hambre, pero es inversamente proporcional en todo caso a su experiencia. Puede pasarles factura si los resultados no acompañan.
      • Amenazas > Que los delanteros (cinco en plantilla) no sepan aprovechar su ‘momentum’. Es el mal mayor de muchos equipos australianos, sólo que Central Coast no tiene a un gran llegador de segunda línea como sí otros aspirantes al título.
        • Fortalezas > Si Ibini-Isei, Pellegrino y Amini carburan, arriba no hay nadie mejor. Este último, ya fichado por el Dortmund, arrastra problemas físicos preocupantes y en su evolución estará presente el factor clave de este club esta temporada.
          • Oportunidades > Igual que ocurre con Brisbane, dependen de que fallen los dos gigantes de la A-League para aspirar al segundo puesto, si bien deben centrarse en hornear un equipo joven que además se paseará por Asia en la Champions.

EL presumible ONCE INICIAL

Central Coast 2011-2012

 Previsión 11-12 > Debería terminar entre los 4 primeros.

OJO AL DAFO: BRISBANE ROAR

De campeón a campeonísimo. Es la ambición de un conjunto que la temporada pasada dio una auténtica lección de fuerza, pegada y hambre al derrocar a Adelaide del primer puesto y mantenerlo hasta la última jornada sin prácticamente ceder lo más mínimo, batiendo el récord de puntos y goles a favor. Como no podía ser de otra forma, también en playoffs estuvieron impecables y finalmente levantaron su primer título de A-League después de terminar penúltimo la temporada anterior, en uno de esos bucles maravillosos que a veces nos deja esta competición. El éxito obviamente sirvió para dos cosas: una, afianzar al técnico Anne Postecoglou en el cargo (renovó hasta 2014) y otra, abrir la puerta de salida a sus estrellas (Solórzano, Barbarouses y, sobre todo, Matt McKay). En cambio han llegado nuevos con cartel como el central Jurman (del Sydney), el delantero albanés Berisha, el sub20 Kofi Danning y el internacional por Canadá, Nakajima-Farran, que refuerzan un equipo que mantiene otros nombres como Brocih, Visconte, Murdocca o Paartalu, llamados a seguir creciendo y ser los próximos en abandonar en busca de hitos mayores. Brisbane debuta en casa ante Central Coast, una primera piedra de toque más que interesante para calibrar qué cabe esperar de los de Queensland esta temporada.

    • Debilidades > La autocomplacencia de la victoria. El año pasado se encontraron con un éxito importantísimo tras las tristes inundaciones de Queensland y se han erigido en tótem de una región desolada. Eso puede enterrarles. La preparación para jugar la AFC Champions puede lastrarles.
      • Amenazas > La ausencia de gol. Las salidas de Solórzano y Barbarouses, máximos goleadores del equipo la temporada pasada, han sido cubiertas con Berisha y Kofi Danning, dos jugadores con cartel pero cuyo rendimiento sobre el césped es una incógnita.
        • Fortalezas > Convencimiento y buen fútbol. Rapidez, técnica, estrategia. El año pasado fueron de largo el equipo mejor trabajado, saben lo que quieren, cuándo y cómo. Si acoplan a los nuevos pueden ser imparables.
          • Oportunidades > Los enfrentamientos directos entre Melbourne Victory y Sydney, así como la circunstancia de que son equipos menos rodados y cuya atención se centra en dos estrellas mediáticas, puede ayudarles a la hora de buscar un puesto arriba.

El presumible ONCE IDEAL

Previsión para la 11-12 > Entre 2º y 3º, pero siempre entre los tres primeros

OJO AL DAFO: SYDNEY FC

El otro gigante de Australia, la temporada pasada acusó su participación en Champions y quedó antepenúltimo tras ganar la liga en el anterior curso. Para este año no hay excusas que valgan: no han perdido a ningún jugador, y de hecho tanto los refuerzos del año pasado a mitad de temporada como los de este verano animan a pensar que puede recuperar ese pulso con el Melbourne Victory que hace dos años maravilló al continente entero y llenó estadios y calles, creando un precedente para la liga local de un deporte ni mucho menos mayoritario allí. Han contraprogramado la llegada de Kewell con el retorno del ex del Blacburn Brett Emerton, todavía en sus mejores años como futbolista, y además mantienen un núcleo compensado comandado por Nick Carle, los jóvenes Ryall Petratos (este año debe partir como titular) y apuntalado en defensa con la llegada del internacional Beauchamp. Sin distracciones, es el otro gran favorito al título en 2012.

  • Debilidades > Deben olvidar cuanto antes la lamentable temporada pasada, en la que durante varias jornadas incluso ocuparon el último puesto de la clasificación. Sin la presión de jugar Champions este año, pueden dedicarse a ir a por todas en liga.
  • Amenazas > El gol. Ni Mäkelä ni Bruno Cazarine son hombres de una gran cifra de goles cada temporada, por lo que muchos partidos se resolverán por la mínima o por un margen estrecho. Ahí se les pueden escapar muchos puntos.
  • Fortalezas > Defensa fiable. Probablemente la mejor de toda Australia en estos momentos, con centrales experimentados y laterales rápidos, con proyección ofensiva y más que correctos atrás. La fantasía de Carle. El trabajo de McFlynn.
  • Oportunidades > Cualquier pequeño resbalón del Victory en el camino hacia el título será bien recibido, siempre que las alternativas se mantengan en el camino de la irregularidad. Si los jóvenes cuajan, además, puede ser intratable.

Previsión 11-12 > Debería disputar el título al Victory. Probablemente, 2º al final.