HERBERT SALTA DE LA PECERA

Ricki Herbert Wellington PhoenixNi siquiera la triste situación del  Wellington Phoenix esta temporada (colista con 21 puntos, sólo a seis de los puestos de playoffs) presagiaba que peligrara la estabilidad que desde que se fundó el club (2007) ha mandado en su banquillo. Pero así ha sido: Ricki Herbert, el único entrenador que han tenido los kiwis en su corta pero intensa historia, sorprendió a la mitad más uno convocando una rueda de prensa en la que ha explicado las razones por las cuales ha decidido dimitir de su actual puesto. El técnico ha dirigido al Wellington en 177 partidos en la A-League, de los cuales ha ganado 54, empatado 35 y perdido 65 [Ver gráfico al final del artículo]

Sin Ricki Herbert, quien alternaba este puesto con el de seleccionador absoluto de Nueva Zelanda (combinado que dirige desde 2005), la A-League pierde uno de sus referentes más clásicos, un técnico reputadísimo en Oceanía que logró meter a Wellington en playoffs en las tres últimas temporadas (2010, 2011 y 2012), y que además ha puesto su piedra en la renovación a todos los niveles que contempla a la selección neocelandesa, ahora más vistosa y competitiva.

Como es de esperar, los malos resultados del equipo este año habrán contado, pero no han sido el detonante: Herbert se ha encargado de explicarlo así en su adiós. Sencillamente, como ocurre tantas veces en la vida, quiere “nuevos y excitantes retos”. Por desgracia muchas veces, antes de que uno vaya a buscar los retos, le despiden antes, dejándole desprovisto en medio de la calle. Con Ricki no ha sido así. Se va un grande de la A-League, que a buen seguro le echará de menos.

GRAFICO

Anuncios

A-LEAGUE 2012-2013: WELLINGTON PHOENIX

Temporadas en A-League: 5

Mejor puesto: Playoffs (2010, 2011, 2012)

Entrenador: Ricki HERBERT (12- )

ALTAS: Glen Moss (Gold Coast), Brockie (Newcastle Jets), Totori (Koloale FC), Boxall (Vancouver Whitecaps FC), Huysegems (Lierse), Boyd (Waikato FC), Fenton (Team Wellington), Clarke (Sporting San Miguelito)

BAJAS: Tim Brown (retirado), Nick Ward (Perth Glory), Daniel (sin equipo), Greenacre (retirado), Warner (sin equipo), Griffiths (Central Coast), Pavlovic (Sydney United)

LA ESTRELLA:

PAUL IFILL. El gran público le recuerda vagamente por sus dos años en el Crystal Palace, aunque es en Wellington donde está dando lo mejor de sí. Santo y seña del equipo (más ahora sin Tim Brown), construye y destruye con criterio pero azotado ya por la edad (32). Cuando se dosifica da más que cuando lo da todo. Aun así, es el brazo derecho de Herbert sobre el césped.

A SEGUIR:

BENJAMIN TOTORI. Tras varios años en ligas menores, el salomonense, internacional por su país ha dado el salto definitivo para dejar en Wellington esa clase que se rumoreaba le hacía ir sobrado a niveles menos exigentes. Además le toca rendir, pues las salidas en ataque le abren casi un puesto fijo en el once. Aceptable técnica y buen disparo.

EXPECTATIVAS:

Nunca hace ruido pero siempre está. A pesar de lo frustrante de caminar entre dos aguas con Nueva Zelanda (no puede jugar la OFC Champions) y Australia (tampoco puede jugar la AFC Champions), rinde y lleva tres temporadas colándose en playoffs. Un equipo muy duro, profesional y bien trabajado por un Ricki Herbert que lleva también a la selección nacional kiwi. Las salidas de Brown (intocable hasta entonces), Ward y Daniel han sido compensadas con Brockie, Totori y sobre todo Huysegems, internacional belga. Siempre es el primer candidato a revelación, aunque de momento con colarse en playoffs se siguen conformando.

ANÉCDOTA:

Único equipo profesional de Nueva Zelanda, fundado en 2007, cuando sucedió al New Zealand Knights. En sus despachos andan siempre a la gresca por situarle en Oceanía o Asia, pues aunque juega en la liga australiana (AFC), pertenece a la OFC, que tampoco lo reconoce como neozelandés por eso mismo, lo que le deja desnudo a la hora de jugar competiciones continentales.

A-LEAGUE 2012; APLAUSO Y CIERRE

¿Sabéis lo que significa que cada 31 de diciembre los informativos abran a mediodía en España con la celebración de Año Nuevo en Australia? En efecto. Que para seguir su fútbol hay que madrugar. Casi siempre merece la pena, por cierto, aunque implique transmutar los encurtidos y la Freeway del chino por el cola-cao (del Mercadona) y, si procede, otro tipo de acompañamiento de salubridad cuestionable. La Hyundai A-League así lo merece, como ha vuelto a quedar demostrado esta temporada con el desenlace del título, que recayó de nuevo en manos de Brisbane Roar, campeón también el pasado año. Perth, el finalista que aspiraba a no terminar último cuando empezó el campeonato, soñó con pintar de barniz el laurel de su corona (fue en 2004 el último campeón de la National Soccer League, el torneo que dio paso a la actual A-League), y de no ser por el jubileo de Brisbane, que remontó en 13 minutos (del 83 al 96, penalti inexistente incluido), habría dado la campanada más sonora que se recuerda en el continente. Y el listón, particularmente en el fútbol australiano, está alto respecto a sorpresas y revelaciones.

Este año, sin ir más lejos, ha sido el de los aspirantes humillados. Sydney y Melbourne Victory formaron sendos equipos con aroma a campeón sobrado. Brett Emerton (por su porfía en el Blackburn inglés lo conoceréis) y Kewell (no merece presentación) lideraron ambos proyectos, que sin embargo fracasaron estrepitosamente. Si bien Sydney (campeón de la A-League en 2006 y 2010) logró meterse en playoffs in extremis en el último encuentro de liga (siendo eliminado en el primer cruce por Wellington), el Victory de Kewell se quedó fuera de los puestos de acceso a la final en una liga en la que, por hacer daño, cabe remarcar que se clasifican los 6 primeros de un total de 10 equipos participantes. Ambos, por descontado, cambiarán de entrenador de cara a la próxima temporada, que afrontarán con bastante más tiempo para remendar errores, dado que tampoco están jugando la Champions League asiática, donde dicho sea de paso, también sucumbieron en la 10-11.

Respecto a las sorpresas positivas, además de Perth (por descontado), hay que remarcar el bien que han hecho al fútbol dos equipos en concreto, como son el Wellington Phoenix (ya referido antes, club con solera, único neozelandés en el campeonato australiano) y el Melbourne Heart, su antítesis, creado la temporada pasada y sostenido por un fuerte capital que llegó a tentar al mismísimo Ronaldo Luiz Nazario cuando éste ya coqueteaba con la retirada. Australia, además de emoción, garantiza pelea, colorido. Pese a ser el cuarto deporte del país, el fútbol va abriéndose paso poco a poco como una de las prioridades. Los más de 50.000 asistentes a la final (récord de asistencia en un partido no disputado en Melbourne) son un buen termómetro. De ahí que el flujo entre jóvenes que salen a Europa (Leckie, al M’Gladbach; Mustafa Amini, al Dortmund; Barbarouses, al Alania…) y el de veteranos que quieren volver (Cahill o Schwarzer son carne de relato de hijo pródigo) mantenga un equilibrio sensual respecto a competitividad que suma otro atractivo más a la competición.

Este año, emocionantísimo, ha costado menos que nunca sucumbir al tono de alarma ‘campanario’ del iPhone cuando tocaba, para buscar ese stream horrible (gracias, Fox Sports, por vuestra complicidad). Brisbane arrancó el año con el récord de victorias seguidas en el deporte australiano (que recaía en un equipo de rugby de Sydney de los años 70), pero en navidades se dejó llevar y Central Coast, uno de los equipos más competitivos del campeonato, le robó la cartera durante varias jornadas. Todo esto con un ojo en valores emergentes y otro en el inestable y kafkiano trato que dispensa la Federación Australiana a su competición reina, poco menos que mercadeando con los formatos y los equipos (el año pasado desapareció Queensland Roar, este año de momento ya ha caído Gold Coast y Newcastle Jets pende de un hilo). De ahí que cada año parezca que mires una competición distinta, aunque siempre, siempre, haya algún detalle que la engrandezca. Como quiera que sea que las palabras no soportan imágenes, sólo os puedo emplazar a la próxima temporada, para la que de momento hay confirmados 9 equipos, incluyendo uno nuevo de Sydney (habrá derbi, como ya lo hay en Melbourne), y a intentar seguir a la selección, que ha dado un salto cualitativo inmenso desde 2006, incluyendo el subcampeonato de la Copa Asia de Qatar.

El fútbol australiano está en auge, y esto, compañeros, no es opinión. Aunque, como aquel anuncio de la ONG se encargaba de remover, tendría que ser una celebritie de esto quien os lo dijera para que me toméis en serio.

Go, aussies, go. (La RFEF, por cierto, se está peleando por cerrar un amistoso en Sydney para 2013. No es casual.)

A-LEAGUE: GUÍA RÁPIDA (Y PRECIOSA) DE LOS PLAYOFFS

Sólo hay dos tipos de personas en el mundo: los que ven la A-League entera y los que sólo siguen los playoffs. Si eres de los segundos, no pierdas el tiempo abriendo cincuenta pestañas en el Google Chrome para saber qué ha pasado desde octubre. Te lo resumo en cuatro párrafos y andando: ya puedes agarrar tu canguro, buscar streaming y vibrar como si no hubiera mañana con la ronda final del campeonato australiano. Los cómo, quiénes, dónde y cuándo, a un click. Pásalo.

SEMIFINAL PRELIMINAR 1

VIERNES 30 DE MARZO | 9:00 am hora española | Westpac Stadium

WELLINGTON-SYDNEY

Los neozelandeses han competido mejor a lo largo de todo el año (tuvieron opciones matemáticas al título hasta la penúltima jornada), y reciben en casa a un rival al que han ganado en los 3 enfrentamientos de la temporada. Será la segunda vez que se enfrenten en playoffs: en la temporada 09-10 coincidieron en la final preliminar que ganó Sydney (4-2), a la postre campeona del torneo tras vencer en los penaltis la final al Melbourne Victory.

[+] CLAVES

La fortaleza mental de Wellington contra el potencial, apenas desarrollado, de un Sydney con Brett Emerton entre otros, donde la esperanza radica en los más jóvenes (Chianese a la cabeza). Ambos llegan sin bajas significativas.

[PRONÓSTICO] Wellington es favorito a priori; no conviene descartar a Sydney a partido único, aunque se colaran en playoffs in extremis.

SEMIFINAL (DOBLE PARTIDO)

[IDA] SÁBADO 31 DE MARZO | 8:30 am hora española | Suncorp Stadium

[VUELTA] DOMINGO 8 DE ABRIL | 9:00 am hora española | Bluetongue Stadium

BRISBANE-CENTRAL COAST

Reedición de la final de la temporada pasada, que ganó Brisbane en los penaltis y dejó sin premio el partidazo del meta de Central Coast, el sub20 Matt Ryan, ya convocado con la absoluta. Este año han sido los costeros quienes se han hecho con el título honorífico de campeón de la liga regular, también decidido en la última jornada, con una ventaja de dos puntos sobre el propio Brisbane, que ha ganado 2 de los 3 enfrentamientos entre ambos de la temporada.

[+] CLAVES

Ambos deberán dosificar esfuerzos entre los playoffs y la fase de grupos de la ACL. Central Coast, aunque más disciplinado y mejor en defensa, tuvo momentos de zozobra a final de la temporada. Visconte y Brattan (Brisbane) no llegarán a tiempo.

[PRONÓSTICO] Como quiera que sea que perder no implica el adiós de playoffs, pues el perdedor todavía tiene otra opción de jugar la final, el encuentro caerá en manos de quien más prisa tenga por llegar. A priori, Brisbane.

SEMIFINAL PRELIMINAR 2

DOMINGO 1 DE ABRIL | 10:00 am hora española | NIB Stadium

PERTH GLORY-MELBOURNE HEART

El choque ‘underground’ de esta edición, toda vez que Gold Coast y Melbourne Victory se quedaron fuera de los seis primeros. Perth, que arrancó flojo, se afianzó gracias a un Smeltz brutal (13 goles en la temporada), mientras que el Heart tuvo que esperar a la última jornada para amarrar su presencia en los primeros playoffs en su segundo año de vida. Esta temporada, Perth ganó los 2 partidos en casa del Heart, que a su vez venció en su visita al NIB Stadium. Los precedentes auguran igualdad.

[+] CLAVES

A lo largo de la temporada, el Heart se ha dejado llevar en demasiadas ocasiones, pagando una brutal falta de experiencia. Perth, liderado por jugadores más hechos, mantuvo sin sobresaltos su status, pero llega con 6 bajas al partido (entre ellas las de Liam Miller, Sikora o Burns, indiscutibles para Ian Ferguson.

[PRONÓSTICO] A priori Perth parece favorito por su mayor experiencia, pero la ilusión del Heart es incomparable. Aun así, llegar ya ha sido un premio para ellos.

LAVICKA, OUT; WELLINGTON, IN

Comenzó febrero, y con él, llegaron aires nuevos a la A-League. Algunos los veíamos venir con el Roberto Brasero de turno explicándonos la cosa, otros nos han pillado sin bufanda. En este segundo grupo se encuentra el anuncio de la no continuidad del técnico checo Vitezslav Lavicka al frente del Sydney la próxima temporada. Lavicka, que lleva dirigiendo a los skyriders desde 2009 (temporada en la que llevó al equipo a ganar la A-League), ha decidido no renovar su contrato al término de la presente, en la que el equipo tampoco lleva el rumbo que se esperaba tras finalizar las dos primeras vueltas del campeonato. La decisión, como no podía ser de otra forma, esconde una historia de vida detrás, y es que en teoría Lavicka vuelve a la República Checa, donde reside su familia, ya que echa de menos a los suyos. Sí, a mí también me suena a la espantada de Fowler en verano, quien dijo abandonar Australia para pasar más tiempo con los suyos en Inglaterra y apenas unos días después fichó por un equipo vietnamita. El fútbol, que levanta pasiones.

Lavicka nos deja. Bueno, a ellos.

Lo que sí veíamos venir, al menos desde que comenzara 2012, es el seductor momento de forma del Wellington Phoenix, quien definitivamente ha tomado el relevo al Melbourne Heart como alternativa (esta palabra me encanta, sobre todo cuando la uso con desdén peyorativo) al campeonato. Los de Herbert, poderosos y guiados por un Paul Ifill que a sus 32 años parece recién salido de juveniles, ganaron a Adelaide 1-2 en el Hindmarsh y encadenaron, por primera vez desde que sucedieran a los NZL Knights en 2007 en la A-League, una racha de 4 victorias consecutivas que incluso me he atrevido a tuitear en inglés, mencionando al club por si había suerte y caía algún guiño cariñoso, pero no. Al final la victoria de Wellington le mantiene 2º con 33 puntos, afianzado en puestos de playoffs y, como siempre les ocurre, con poco que perder y todo que ganar. Quizás este sea su año, por fin, tras un inicio de temporada irregular. Por cierto, el español Dani Sánchez, a quien seguimos esperando en Twitter con los brazos abiertos, hizo uno de los dos goles de su equipo, y suma ya 5 tantos esta temporada en 1.159 minutos (vía @ultimatealeague).*

Dani Sánchez celebra el 1-2

*No pasaré sin recomendaros, una vez más, la app para iPhone de @ultimatealeague. Gratuita. Aunque no os guste la A-League australiana, es absolutamente imprescindible. Por lo menos más que el puto talking cat ese con el que todos os partíais la caja en Navidad mientras el resto esperábamos tras los matorrales a asesinaros.

OJO AL DAFO: WELLINGTON PHOENIX

No pintan demasiado bien las cosas para Wellington este año. Y es que a pesar de haberse reforzado medianamente bien (Pantelis y Dani Sánchez son fichajes de verdadero relumbrón para el único club profesional de Nueva Zelanda), y de haber cerrado una pretemporada brillante, los ‘kiwis’ atraviesan por una grave crisis económica que incluso ha vertido oscuros rumores de desaparición, si bien los nuevos dueños no se han cansado de repetir que su viabilidad no corre peligro. Aunque recuerda bastante al comienzo de temporada de Queensland el año pasado, y ya sabemos, por desgracia, cómo terminó el Fury. La columna vertebral de Wellington sigue siendo, un año más, la misma que arma a la selección absoluta neozelandesa: (Paston, Sigmund, Brown, Lochhead…) pero también ha perdido a dos hombres de importancia capital en la pasada temporada: el central James Musa (que ha emigrado a Inglaterra) y , sobre todo, Marco Rojas, quien ha comenzado como titular la temporada en el Melbourne Victory. Aunque como siempre aspiran a los playoffs, deberán superar demasiadas trabas para no tambalear el barco en aguas revueltas.

  • Debilidades > Creación. Es cierto que tanto Nick Ward como Paul Ifill son dos de los jugadores más destacados de toda la A-League en este aspecto, pero juntos nunca han dado buenos resultados. Y tras la baja de Rojas, les toca a ellos recoger el testigo.
  • Amenazas > Todas, empezando por las ya comentadas a nivel institucional. Los nuevos propietarios han garantizado el bienestar de la empresa dueña del club, pero eso no implica necesariamente que también hayan garantizado el futuro de éste. En teoría para 2012 no habrá problema, pero jugar con la mosca detrás de la oreja debilita, y mucho.
  • Fortalezas > Experiencia. Tim Brown, Simon Elliott, Greenacre, Sigmund… Todos saben lo que es competir a un nivel relativamente alto, lo que les da un plus ante equipos más jóvenes e inseguros. Ese es su principal aval.
  • Oportunidades > Sacar los partidos ante rivales directos (Melbourne Heart, Newcastle o Gold Coast) es suficiente para terminar entre los seis primeros. De momento, no deben apuntarse cotas más altas.
EL presumible ONCE IDEAL
Previsión 11-12 > Repetir 6º puesto sería una hazaña.

ENTREVISTA A DANI SÁNCHEZ (WELLINGTON): “ME LOS GANÉ CON UNA PAELLA”

Entrevista Dani Sánchez WellingtonEl pasado 5 de septiembre se hacía oficial el fichaje de Dani Sánchez por el Wellington Phoenix, convirtiéndole así en el primer español en jugar en la A-League australiana (no así en Nueva Zelanda, donde el Auckland da cobijo a Manel Expósito, Albert Riera y Ángel Viña, además de al técnico, Ramón Tribulietx). Ayer ya os comenté la jugada y hoy ya tengo la oportunidad de publicar la entrevista en exclusiva que he conseguido con el malagueño, ilusionadísimo y con muchísima hambre de cara al debut en la A-League.

– Llevas poco en Wellington, ¿A qué club español podrías compararlo? (por tamaño, seguidores, calidad, etc)

Es dificil compararlo con algún equipo español, te diría que el estadio es como en Primera División, los seguidores no lo sé todavía, pero el deporte rey aquí es el rugby y no creo que sean tantos como en España. Por calidad del equipo equivalente a Segunda División en España.

-¿Cómo te llega la oportunidad de hacer una prueba con Wellington?

Es una larga historia, pero te resumo, por mediación de mis representantes (Mark Holmes y Paco Flores) me invitaron a hacer una prueba al Gold Coast (Australia). No pudieron ficharme porque tenían todas las plazas de extranjeros ocupadas y ahí salió la posibilidad de venir a probar a Wellington Phoenix.

-¿Qué es lo que más te ha sorprendido hasta el momento de la ciudad, el equipo…?

Me ha sorprendido la unión que hay en el equipo, son como una familia, la gran mayoría llevan jugando juntos 4 o 5 años y hay muy buen ambiente.

-¿Cómo ven allí que un equipo neozelandés compita en la liga australiana? ¿Es un orgullo para sus seguidores o lo consideran una especie de ‘traición’?

La verdad que no he escuchado ningún comentario porque juguemos en la liga australiana, creo que lo llevan bastante bien tanto los ‘aussies’ (australianos) como  los ‘kiwis’ (neozelandeses).

Especie de traición creo que no, al ser el único equipo profesional de Nueva Zelanda, supongo que estarán orgullosos de que compita en la A-league y lo apoyaran al máximo.

-Manel Expósito, español que juega enAuckland, dice que le sorprendió la calidad de vida de la gente de allí. ¿Lo podemos confirmar?

Si, la calidad de vida aquí es muy buena, y eso que ahora estamos en ‘invierno’.

-Jugaste tu primer partido con el Wellington 2 horas después de bajartedelavión. ¿No te volviste loco?

La verdad que sí, me levanté a las 5.30 de la mañana en Gold Coast (Australia) y llegué a Wellington (Nueva Zelanda) a las 5 de la tarde, directo para el campo y  jugue la segunda parte. No salí muy contento del partido porque me encontré físicamente mal y yo sabía que en condiciones normales lo podía hacer mejor pero bueno, al final ha salido todo bien y me han firmado.

-¿Quién ha sido tu mayor apoyo estas primeras semanas en el equipo? ¿A qué jugador destacarías?

Todos los compañeros me han tratado muy bien desde el primer día que llegue pero en especial Niko Tsattalios (el fisioterapeuta). Hay que mencionar que hemos tenido una semana de descanso y yo estaba loco por volver a España para ver a mi familia pero no podía ir porque sólo ir  y volver son 4 dias, asi que me invitó a ir con a su casa en Sydney. Él y su familia me trataron genial, yo también me lo gané un poco que le hice una paella que les encantó.

No podría destacar a ninguno en especial, tenemos varios jugadores internacionales con Nueva Zelanda, Malta, Barbados… Pero destacaría el grupo en general.

– De Tercera a la Premier escocesa, y de ahí aAustralia. ¿Sientes que has dado un paso atrás en tu carrera?

Creo que he ido dando pasos adelante año por año, y para nada creo que este sea un paso atrás, al revés, el nivel de la A-league es bastante bueno aunque no tenga mucha repercusión y voy a hacerlo muy bien y seguir dando pasos adelante, es mi objetivo.

– Saliste de la cantera del Málaga, equipo de moda en España. ¿Cómo recibes las noticias que llegan desde laCosta del Sol? ¿A qué debe aspirar este año el Málaga tras su inversión?

Estoy muy contento e ilusionado con todo lo que esta viviendo el Málaga en la actualidad, en la situación económica que se encuentra el fútbol español, el Málaga son unos privilegiados y me emociona ver jugadores como Baptista, Cazorla, etc, jugando con ex-compañeros míos como Jesús Gámez y Apoño.

Personalemente creo que conseguirán los puestos europeos. Aparte creo que se están haciendo las cosas muy bien, no todo es el dinero y fichajes, cosas como crear ‘academias’ por toda la ciudad, convenios con otros clubes andaluces, una ciudad deportiva, etc… Están haciendo que el Malaga sea grande en todos los aspectos. Quiero agradecer desde aquí al jeque todo lo que esta haciendo por el Málaga y por Málaga.