WAITAKERE, CAMPEÓN DE NUEVA ZELANDA

campeones

Por quinta vez en su historia y cuarta consecutiva, el Waitakere United se proclamó campeón de la liga de Nueva Zelanda, la ASB Premiership en este caso, tras imponerse por 4 goles a 3 al Auckland en la gran final del campeonato, toda vez que ambos dejaron atrás al Hawke’s Bay y al Canterbury United respectivamente en las semifinales.

La armada española que sustenta al Auckland (cinco jugadores más parte del cuerpo técnico, incluido el entrenador, Ramón Tribulietx) fue por delante en el marcador en dos ocasiones, adelantándose primero por parte de Manel Expósito, quien también haría el 2-2 una vez que Pearce y Krishna (el héroe de Waitakere esta temporada) respondieron al tanto.

Cuando el partido agonizaba (en el 89), Bale hizo estallar de júbilo al Auckland con el gol del 2-3 que parecía rendir el título hacia ellos, algo que no consiguen desde la 2008-2009; pero tras el saque inicial volvió a dar la réplica Waitakere por medio de nuevo de Krishna, quien pondría el 3-3, forzando así la prórroga, en la que decidiría el campeonato un nuevo gol de Pearce en el minuto 100.

CLASIFICACIÓN

 CLASIF

GOLEADORES

goleadores

Anuncios

LA LIGA DE NUEVA ZELANDA, DESDE DENTRO

Por Manel EXPÓSITO (@Xinoexposito), jugador del Auckland FC

Esta será la 9º edición de la ASB Premiership, el máximo torneo futbolístico de Nueva Zelanda. Como es costumbre desde 2004, lo disputan las franquicias que también jugaron todas las temporadas anteriores: Auckland City FC, Canterbury United, Hawke’s Bay United, Otago United, Team Wellington, Waikato FC, Waitakere United y YoungHeart Manawatu. Hay que decir que es una competición un poco atípica, pues sólo la disputan un total de ocho equipos y, al ser franquicias, no hay descensos ni ascensos. Se juegan dos rondas de ida y vuelta con un total de 14 partidos para decidir el ganador de la ‘Minor’ Premiership: aunque este título solo es anecdótico, puesto que al terminar la Minor Premiership los cuatro primeros clasificados disputan unas eliminatorias de playoff (1º contra 4º y 2º contra 3º) para decidir el campeón absoluto de la ASB Premiership, en la que se disputan 3 partidos más si llegas a la final.

[RELACIONADO: Descubre más sobre Manel Expósito; debutó el mismo día que Messi, y contra Mourinho]

Favoritos

Este año parece ser una liga más reñida, ya que con anterioridad Auckland City FC y Waitakere United, los rivales por excelencia, se han ido alternando para ganar la Minor Premiership y la ASB Premiership. Hace un par de años que a nosotros se nos resiste la Liga (aunque no la Champions): el año pasado quedamos imbatido en la Minor Premiership por primera vez en la historia de la Liga, pero perdimos por sorpresa los Playoffs contra Team Wellington, un equipo que tiene un convenio de colaboración con el Wellington Phoenix de la A-League Australiana, una liga muy competitiva de nuestro país vecino y con jugadores jóvenes con gran proyección.

 [RELACIONADO: Página oficial de la ASB Premiership]

Alternativas

Esta temporada se presenta emocionante, ya que equipos como Youngheart Manawatu y Hawke’s Bay United, que el año pasado hicieron un papel muy discreto en Liga, se han reforzado muy bien y han empezado con buen pie ganando a dos equipos que hicieron un buen papel la temporada pasada, como son Otago United y Waikato FC. Por lo tanto, estos dos equipos se suman a unos ya reforzados Team Wellington y Canterbury United como rivales de los dos grandes de Nueva Zelanda. Así pues, se presenta una Liga muy interesante a nivel de competición, donde cualquier equipo puede dar la sorpresa y más con tan pocos partidos por disputar, donde cada punto es oro para el tramo final, y donde mi equipo tiene que estar centrado tanto en competir al 100% por cada punto como en preparar la próxima edición del Mundial de Clubes, tarea nada fácil al tener tan pocos partidos de preparación.

Jugadores

A nivel de jugadores, hay que destacar que hay varias jóvenes promesas interesantes jugando en nuestra liga, pero para mí hay una por encima de todas y no porque juegue en mi equipo, sino por su madurez, su rapidez, cualidad técnica, su desparpajo dentro del terreno de juego etc…. Se llama David Brown, tiene solo 16 años, y es de padre kiwi y madre de Papúa Nueva Guinea. Tiene una beca escolar deportiva, unas cualidades técnicas y una velocidad gestual muy buscada en esta liga eminentemente física. Así pues, un jugador con muchísima proyección de futuro, con muchas ganas de aprender y con una gran humildad incluso timidez característica de los grandes genios. Habrá que ver como evoluciona este año pero definitivamente es la joven promesa a seguir en Nueva Zelanda. Este año puede que se le vea disputando incluso algunos minutos en el próximo Copa Mundial de Clubes que disputamos el 6 de diciembre en Yokohama contra el campeón de la J-League japonesa, todo un sueño para un chaval de 16 años que sueña con jugar en la elite del futbol profesional.

UNA FINAL DE CHAMPIONS EN PAPÚA NUEVA GUINEA

Fuera de los focos de Anfield, del olor a hierba del Bernabéu y el tronío del Allianz Arena, también hay fútbol. Pensaréis: “claro, en Argentina, Brasil, Japón…”. Id más allá. Expandid la mente hasta Oceanía: allí, en Papúa Nueva Guinea, estado independiente de Australia desde 1975, ha firmado el ‘Spanish Auckland City’ el pase a su segunda final consecutiva de la O-League, esto es, la Champions League de Oceanía.

La gesta se ha rubricado en concreto sobre el césped del PMRL Stadium de Port Moresby (capital y ciudad más poblada, con casi 300.000 habitantes que manejan hasta cuatro lenguas). Un rincón a 15.000 kilómetros de Cataluña, de donde es natural Manel Expósito, por el momento máximo goleador del torneo con 8 goles. Aunque no fue él, sino el sub23 neozelandés Alex Feneridis, quien con un impecable tiro de falta en el minuto 91 dio el punto que necesitaba ante el Hekari local para llevar al Auckland a su segunda final continental consecutiva.

En Papúa Nueva Guinea, con un PIB de 14.900 millones de dólares, en el puesto 131 del ránking mundial que organiza el FMI (por detrás de Gabón, Botsuana, Turkmenistán, Chad o Brunei), ver un encuentro de Champions League oceánica cuesta la friolera de 20 kinas, lo que equivale a 6 dólares estadounidenses (4’5 €), una cantidad más que asequible para el mundo llamado ‘desarrollado’ pero desorbitada para los papúes, que deben ingeniárselas para dar a los partidos el color que merecen: “Entre los que se subían a los árboles y los de dentro del campo, llegarían fácil a los 10.000”, relata Expósito.

El pase a la final, que se disputará a doble partido en diciembre y cuyo rival parece que será el otro gigante de Nueva Zelanda, el Waitakere, redondea la temporada del Auckland, campeón matemático de la liga regular hace unas semanas, a la espera de refrendar el título absoluto en los playoffs para los que ya están clasificados el propio Waitakere y el Canterbury United, a la espera de conocer el cuarto en discordia a falta de dos jornadas.

Oceanía, definitivamente, es diferente. Quizás no mejor, pero desde luego, tampoco peor.

____________

*Fotos cedidas gentilmente por Manel Expósito, jugador del Auckland City

EL AUCKLAND ‘ESPAÑOL’ Y EL MÉRITO DE ESTAR

Pronto terminó el sueño mundialista para el Auckland neozelandés de los españoles Berlanga, Expósito, Riera y Andreu: a las primeras de cambio, y en la primera ronda, el campeón de la Champions oceánica ha caído ante el campeón de la J-League japonesa, el Kashiwa, por un 2-0 suficiente y justo, a pesar de que ambos conjuntos compartieran el 50% de la posesión durante el encuentro y tampoco abrieran una diferencia demasiado amplia en cuanto a ocasiones de gol se refiere.

Expósito lucha un balón con un rival

El Auckland planteó un partido limpio, en el que lo único que intentaron fue no dejar demasiado mal sabor de boca sobre el césped impoluto de un estadio, el Toyota Stadium, que multiplica la capacidad de cualquiera de los campos en los que habitualmente se desempeñan los jugadores dirigidos por Ramón Tribulietx. Y aunque durante algunas fases del encuentro mantuvo la compostura, el empuje y el leve impulso competitivo japonés bastó para que el partido se resolviera a favor de los nipones antes del descanso.

Dos malas decisiones en el área de Spoonley bastaron para que, primero Tanaka y después Kudo mataran el partido con apenas tres minutos de diferencia. Nicola Rizzoli, único árbitro europeo presente en el Mundialito, apenas tuvo trabajo en un encuentro de guante blanco que sirvió para que el Kashiwa avanzara a la siguiente ronda, donde se enfrentará al Monterrey mexicano por una plaza en semifinales ante el Santos.

PD. A pesar de la pronta derrota, que le quiten al Auckland (recordemos, equipo semiprofesional), el dato de ser uno de los únicos cuatro equipos que ha disputado 3 de las 8 ediciones del Mundialito, aunque por poco no se vaya a llevar casi ni las cáscaras de la FIFA, cuyos premios económicos empiezan a partir del 7º clasificado (en este caso, el propio Kashiwa).

Pincha en la imagen para acceder al vídeo del resumen (Eurosport)

RAMÓN TRIBULIETX (II): “HAY JUGADORES QUE TIENEN QUE PEDIR PERMISO EN EL TRABAJO PARA VIAJAR CON NOSOTROS”

Ramón, junto a Manel Expósito y Andreu durante un amistoso

Segunda parte de la entrevista a Ramón Tribulietx, entrenador catalán del Auckland City neozelandés, posible rival del Barça en el próximo Mundial de Clubes que se disputará en Japón (8-18 diciembre)

[PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA]

– Australia crece, a Nueva Zelanda parece que le cuesta más. ¿Por qué?

Australia es un país muy grande, creo que son 22 millones de personas por un poco mas de 4 que somos en Nueva Zelanda, pero sobre todo la gran diferencia es que en Australia hay una liga profesional donde se curten los jugadores locales y en Nueva Zelanda la liga nacional es amateur o semiprofesional y muy corta. Sólo hay un equipo profesional en todo el país que juega en la liga australiana, hecho extraño pero que normalmente hacen en Nueva Zelanda tambien en otros deportes como el baloncesto, rugby, etc. Para permitir que ese equipo profesional compita en la liga australiana, la liga nacional tiene que ser amateur o semiprofesional.

– En España hay polémicas continuas con las salidas de jugadores con la selección. ¿Hablan Milicich o Herbert (seleccionadores sub20 y absoluto de N. Zelanda) contigo para pedirte permiso para llamar a jugadores?

A nosotros nos pasa algo parecido, salvando las distancias, tenemos a 6 jugadores seleccionados para el equipo olimpico que se esta preparando para la clasificacion de la Olimpiada de Londres que se disputa este proximo mes de marzo. En la federacion han preparado un plan con 4 campus de entrenamiento de 4 semanas hasta el campeonato lo que supone que podemos perder hasta 6 jugadores durante 4 semanas en los proximos meses. Evidentemente esto no es ideal para ningun equipo porque el no disponer de algunos de tus jugadores durante tantas semanas compromete la preparacion de nuestros partidos, pero estas son las normas y hay que respetarlas.

La verdad es que los seleccionadores no me llaman. Cuando seleccionan a algun jugador nos envían directamente un comunicado desde la federación reclamando al jugador.

– ¿Cómo afronta un equipo semiprofesional viajes a Islas Salomón, Vanuatu, Haití… para jugar la OFC Champions?

Lo afrontamos bastante bien. Hay jugadores que tienen que pedir permiso en el trabajo para venir de viaje con nosotros, pero la manera cómo gestiona el club estos viajes al extranjero es muy profesional, nos alojamos en buenos hoteles y las condiciones en las que realizamos los viajes son las mejores.

– Expósito debutó con el primer equipo del Barça el mismo día que Messi. ¿Se le pegó algo o no?

Manel es un muy buen jugador, siempre esta dispuesto a trabajar en defensa lo que haga falta y después tiene esa calidad y precision arriba que tienen los buenos jugadores y es capaz de definir para el equipo. Poco más se le puede pedir a un jugador, en el club estan muy contentos con su aportación desde que lo fichamos en noviembre pasado.

-¿Son tan diferentes Guardiola y Mourinho? ¿Qué puede aprenderse de cada uno?

Seguramente son los dos entrenadores de moda del momento, cada uno con su estilo, creo que es admirable cómo gestionan un vestuario repleto de talentos y personalidades como las que tienen ambos equipos.

RAMÓN TRIBULIETX (I): “A MÁS DE UNO LE SORPRENDERÍA ALGÚN EQUIPO DE LA CHAMPIONS DE OCEANÍA”

Ramón Tribulietx es un tipo atrevido. Hay que serlo para cruzar el mapa para irse a entrenar a la nación del rugby (Nueva Zelanda), pero más aún para intentar implantar un juego de toque en un país cuya referencia futbolística hasta hace un año era su discretísima presencia en el Mundial de España en 1982. Después de que los kiwis se convirtieran en la única selección en salir invicta de Sudáfrica 2010, y de que el Auckland City se pusiera a la altura del mismísimo Barcelona como el equipo que más ediciones del nuevo formato de Mundialito (2006, 2009 y 2011), había que hablar con él para que nos contara cuál es el secreto, si es que los hay. Y resulta que sí: compromiso, trabajo, fuerza y fe. Así sí, Nueva Zelanda. Así, sí…

– Entrenador de un equipo semiprofesional de N. Zelanda, y clasificado como mejor equipo de Oceanía para el Mundialito de Clubes. ¿Qué mérito tiene esto?

La competición es complicada en todos lados como te puedes imaginar, independientemente del nivel deportivo de los equipos, además seguramente a más de uno le sorprendería alguno de los equipos que participan en la Champions de Oceanía.  Los viajes que tenemos que hacer son largos, estamos 3 o 4 días fuera de casa, hace mucho calor en los países en los que jugamos, y los equipos son técnicamente bastante decentes.  En definitiva, mucho trabajo invertido que acabo dando un gran resultado para el equipo y para el club.

A nivel deportivo, estamos intentando dar la oportunidad a los jugadores locales de desarrollarse como jugadores en otro estilo de juego, basado en el juego de posesión, pase corto y paciencia a la hora de atacar que contrasta con el estilo de juego directo que se ha venido jugando en Nueva Zelanda hasta el momento, o sea que para ciertos jugadores que han estado criados en ese estilo de juego mas directo es todo un reto y supone un gran esfuerzo sobretodo mental, ser capaces de dejar de lado ciertos hábitos y acostumbrarse a jugar de otra manera no es fácil. Sobre todo para los más experimentados.

En todo este proceso lógicamente hemos cometido errores típicos de todo proceso de aprendizaje, pero aun así hemos sido capaces de ser competitivos y de conseguir un título muy importante para el club. Y todo esto entrenando con jugadores semiprofesionales que se comprometen a entrenar 4 veces por semana, y que para preparar este Mundial se prestan a entrenar cada día como cualquier equipo profesional cuando varios de ellos trabajan 40 horas a la semana, que aun supone un mayor esfuerzo.

Superado ya este inicio dificil, ahora somos un equipo más fuerte y estamos preparados para los retos que se nos avecinan en el camino.

– Ahora que se acerca la cita de Japón llueven las entrevistas y la atención por parte de los medios españoles. ¿Creéis que llegan tarde?

Llevamos un par de meses frenéticos en cuanto al interés de la prensa, no solo española sino de todo el mundo, sobre todo japonesa. Quizás al estar tan lejos hemos pasado un poco desapercibidos en España, pero estamos muy agradecidos a todos los medios de comunicación que nos han atendido recientemente.

– Andreu ha sido el último en llegar a Auckland. ¿Qué le dirías a un español que duda si fichar o no por un equipo neozelandés?

De Nueva Zelanda te llevas sobre todo la calidad de vida y tranquilidad de la gente del país. Si además puedes desarrollar la profesión que te gusta y tener cierto éxito pues creo que poco más se puede pedir, sobre todo en tiempos de crisis. Añádele la experiencia de vivir en otra cultura, aprender otro idioma, disfrutar de los paisajes infinitos del país y jugar la competición en verano, y el resultado es bastante interesante.

– Me consta que en Nueva Zelanda mal no se vive, precisamente, pero… ¿Qué tipo de oferta te haría cambiar de aires?

Como te acabo de contar en este país se vive muy bien. Estoy muy agradecido al club y a los ‘supporters’ por la oportunidad y la confianza que me han brindado durante estos 3 anos y medio, y sigo trabajando con la misma ilusión del primer día. Evidentemente valoraría un cambio de aires para dar un paso adelante en mi carrera, y por encima de todo, tendría que ser un buen proyecto deportivo en una competición más importante que en la que trabajo actualmente.

– ¿Cómo es el jugador neozelandés a la hora de entrenar? ¿Hay algo que te haya llamado especialmente la atención de alguno?

El jugador neozelandés generalmente es muy buena persona, relajado y simpático, muy comprometido y dispuesto a trabajar duro cuando toca. Como jugador, físicamente muy fuerte, dispuesto a aprender y a probar cosas nuevas, y como te he comentado anteriormente dispuesto a comprometerse a entrenar a diario aunque a parte tengan que trabajar 40 horas semanales. Es un lujo para cualquier entrenador el poder poder disponer de unos jugadores tan entregados y comprometidos como los que tengo.

[Continuará…]

FLASHES ON OCEANIA

El debut de David Carney con el Alcorcón, la lesión de Kewell con la selección tras su vuelta después de 8 meses o la recuperación  de Leckie con el M’Gladbach, con quien disputó 61 minutos de un amistoso contra el Oberhausen, son algunas de las noticias medianamente destacadas que ha dejado el fin de semana en materia australiana. Mientras, en Nueva Zelanda destaca la nueva victoria del Auckland de los españoles en liga ante el Waitakere, en un encuentro en el que Manel Expósito no mojó por primera vez en la temporada. ¿Reservándose para el Mundial de clubes…?

  • LOS 12 MINUTOS DEL 12

David Carney ya sabe lo que es jugar con el Alcorcón. Más de un mes después de su fichaje, el australiano por fin entró en la convocatoria del conjunto amarillo ante el Nástic e incluso fue el tercer cambio de Anquela en busca de revolucionar un encuentro que terminaron perdiendo ante los hombres de D´Alessandro. Carney saltó al campo en el minuto 78 (jugó 12+3), tiempo en el que se mostró bastante implicado en el juego y, sin contar un centro-chut asesino que por poco no mata a Quini, la verdad es que aportó más de lo que se esperaba. Sin embargo, el de Sydney jugó en un frente que no es el suyo, el de ataque, moviéndose con total libertad entre el extremo zurdo, el diestro y la mediapunta.

David Carney Alcorcón 2011

El 12 de Carney, ya leyenda en el sur de Madrid

  • KEWELL, A CASA

Poco le ha durado la alegría a Harry, si por alegría entendemos volver a la selección tras 8 meses, jugar 55 minutos, retirarte lesionado y terminar perdiendo finalmente contra Omán. Ya había sido polémica su inclusión en la lista, después de haber firmado un más que discreto comienzo de temporada con el Melbourne Victory, equipo al que ha llegado para, presumiblemente, firmar su retirada. La lesión, de carácter muscular, le evitará de momento participar en el encuentro ante Tailandia, y también podría perjudicar al siguiente compromiso del Victory, ante Perth en la A-League. En Australia también hay virus FIFA.

El meta de Omán, Al-Habsi, celebra la lesión de Kewell. (En realidad celebraba el final del partido)

  • POR FIN LECKIE

Lo confirmó el servicio de prensa del Mönchengladbach durante la semana y se hizo efectivo el sábado: Matthew Leckie ha vuelto. El brillante atacante australiano, que apenas ha podido disputar los minutos de la basura esta temporada (50 repartidos entre 4 partidos) cayó lesionado a finales de agosto y desde entonces no había vuelto a pisar un campo de fútbol, hasta que salió de titular en el amistoso que el M’Gladbach se llevó con comodidad ante el Oberhausen (4-1), donde completó 61 minutos. Una excelente noticia no solo para Lucian Favre, el técnico del Borussia, quien no tiene a nadie ni remotamente parecido a Leckie en su plantilla (con permiso de Marco Reus), sino también para Australia, pues Osieck le tiene en sus oraciones para la absoluta.

  • EL AUCKLAND ESPAÑOL, FIRME

Cuarto partido, cuarta victoria. El Auckland City español, que ahora sí parece despertar el interés de los medios, se impuso en el superderbi de Nueva Zelanda al otro gigante del país, el Waitakere United, por 1-3 en la 3ª jornada de la NZ Championship. Dos goles en propia puerta del Waitakere subieron el 0-2 al marcador, aunque McKenzie recortaría antes del descanso. En la segunda mitad, el mundialista Dave Mulligan hizo el 1-3 definitivo y firmó la fuga de puntos del Fred Taylor Park, donde se dieron cita 1.034 espectadores. Casi los mismos que en cualquier otro superderbi de Europa.